Opinión / osasuNAvarra

Arrasate encuentra lo que fue a buscar

Por José Mª Esparza 08 diciembre, 2018 - 21:36

El punto en el Carlos Belmonte cumple objetivos. Siempre dejará la duda de si habrían podido ser más, pero tal y como llegó todavía sabe mejor.

Imagen del partido Albacete BP - C.A. Osasuna en el Carlos Belmonte. LA LIGA 123
Imagen del partido Albacete BP - C.A. Osasuna en el Carlos Belmonte. LA LIGA 123

El botín buscado. El técnico Jagoba Arrasate planteó un encuentro de tinte conservador para controlar a uno de los equipos de arriba en su campo. Lo logró. De forma tan inverosímil como merecida. Gustó el Albacete de Ramis, limitado pero resultón. Un equipo que empuja con las ideas claras, mientras que  defiende trabajando como pocos, a la carrera, en bloque. Sin embargo, para satisfacción rojilla, ahí no muestra ideas tan claras, es más blando.

Le llegaron menos de tres veces y encajó dos. Sin hacer mucho en ataque, los rojillos se encontraron con el penalti de regalo, para beneficiarse después del cabezazo de Juan Villar, de espaldas y a la escuadra que castigó el regustillo especulador manchego de la segunda mitad.

Osasuna dio la impresión de salir a por el empate. La entrada de Nacho Vidal en el extremo derecho, y de Brandon por el centro, en detrimento de Juan Villar y Kike Barja no escondía intenciones. El técnico osasunista salió a parar al Albacete. Preveía un encuentro duro, más de fajarse que de destilar estilismos. No obstante, el cambio de piezas no afectó tanto a los planteamientos como a las sensaciones, a esas directrices tácitas, no desveladas. Incluso con el resultado en contra, el juego siguió siendo prácticamente igual.

De hecho, los cambios en la segunda mitad, cuando había que ir sí o sí a evitar la derrota, las sustituciones fueron puramente nominales, pieza por pieza en cada demarcación: Juan Villar (por Nacho Vidal), Xisco (por Rubén García), y Kike Barja (por  Brandon). Tampoco supone mucha novedad.  Este entrenador nos tiene acostumbrados a cambiar en bloque la línea de ataque, como dando un paso adelante  una vez mermado el rival. Le resultó en el Carlos Belmonte, donde controlando primero y con más intención después,  noqueó las ínfulas al Albacete.

El control del juego, la gerencia de la ventaja obtenida, en fin, los excesivos aspectos tácticos,  han dado paso a los resultados prácticos, ajustados. Pero no siempre. Un gol tan milagroso como el del ‘pichichi’ rojillo Juan Villar dan al traste con horas de planificación con escuadra y cartabón, con el trabajo a destajo de un equipo que canta ya la victoria. Resulta más fácil ir a por el tercero a favor que evitar el segundo en contra, pero no suele ocurrir. Las goleadas han desaparecido, con la consiguiente merma del espectáculo, y a veces de jarros de agua fría como sucedió a los manchegos ante Osasuna, como demuestran las dos expulsiones posteriores.

Las estrategias han echado al corazón del fútbol. Imperan las tácticas, como sucedió en Albacete. Ninguno de los llegó a puerta lo suficiente para ganar. Los hombres de Ramis, por ejemplo, anotaron en sendos fallos defensivos rojillos. Se hicieron por momentos con el control de la medular, algo que no aprovecharon para aumentar su cuenta goleadora. Lo mismo podría decirse de los rojillos cuando llenaron de aire sus pulmones, de tal forma que no salió para nada un partido vistoso o entretenido. Cualquier aficionado que pinchara el dial correspondiente sin vestir los colores de uno de los dos equipos, seguro que no llegó al minuto de permanencia.

Buen resultado. El punto vale. Permite a Osasuna seguir enchufado, sin descolgarse.  Ya llegarán las victorias a domicilio, el equipo sigue en crecimiento. ¿Se imaginan a Oier de central en Albacete con Iñigo Pérez y Fran Mérida en el doble pivote? El técnico ya lo ensayó unos minutos en el último triunfo en El Sadar sobre el Lugo, pero dejó inédito al chantreano en el Carlos Belmonte. Quedan variables por ensayar, nuevos proyectos. Osasuna sigue vivo, es lo más importante.

¿No hablamos del ‘factotum’ esta vez?. Hay mucho para decir y comentar. Tanto, que mejor dedicarle una exclusiva en exclusiva.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Arrasate encuentra lo que fue a buscar