• miércoles, 20 de octubre de 2021
  • Actualizado 21:00

 

 
 

Opinión / osasuNAvarra

Osasuna recupera sensaciones

Por José Mª Esparza 19 septiembre, 2021 - 7:54

Mendizorroza no falló. Resultó balsámico y regaló tranquilidad, pero no solucionó los problemas rojillos para mejorar prestaciones.

David García celebra su gol (0-1) durante el partido entre Alavés y Osasuna disputado en Mendizorroza correspondiente a la quinta jornada de Liga. EUROPA PRESS

A la media hora de juego terminó el partido. Habían transcurrido ocho minutos desde que David García repitió el mismo gol que en Cádiz, y uno desde que el Alavés regaló un penalti a Osasuna. Lo dicho, partido finiquitado en treinta minutos, con el equipo vitoriano muerto ya, impotente, convertido en un paño de lágrimas, deprimido hasta decir basta pese a las ínfulas con que inició el encuentro. Por su parte, el cuadro rojillo se alejó de la imagen dada ante el Valencia, de quien imitó su comportamiento en El Sadar, pero sin mostrar interés alguno en hacer sangre, ni aprovechar como debiera la hora de juego que le quedaba por delante.

El Alavés ya parece un cadáver ambulante en la quinta jornada de Liga. Sufre un problema grave en ambas áreas, mientras el centro del campo se ahoga, no puede dar salida al inmenso trabajo que se le acumula. Difícil papeleta para a quien en Mendizorroza llaman Javier Collejas. Dirige a un equipo sin esperanza. Ante Osasuna lo intentó todo, sin crear una sola oportunidad en todo el encuentro. Siempre luchó y luchó con la ansiedad de sus hombres reflejada en los rostros, pero sin lograr mostrar ni el mínimo soplo de vida. Apenas en los minutos iniciales de tanteo.

En cambio, Osasuna se gustó a sí mismo, pero pudo hacer más para encandilarnos a los demás. Simplemente se aprovechó de la diferencia de calidad entre los dos conjuntos, después se durmió en los laureles. Tanteó de inicio, se marchó arriba a continuación y, en apenas ocho minutos, machacó sin piedad. Ojo, sin dejarnos hablar de una victoria de campanillas, sino de triunfo cómodo, facilón, sin brillo. Un gol a balón parado por poderío aéreo y otro regalado por el rival. A partir de ahí, efectivamente contabilizó mil entradas en el área y media docena de remates con peligro, pero el marcador no cambió.

Afortunadamente, los tres puntos tan claros hacen olvidar el escozor de la derrota ante el Valencia. De hecho, a falta de golear la imagen del equipo navarro resultó diferente que ante los valencianistas, que sí que golearon y con mayor variedad de registros. El 4-1-4-1 de Arrasate funcionó esta vez, si bien es cierto que frente a un rival muy inferior y comido por las urgencias y decepciones. El técnico de Berriatua debe analizar detenidamente la naturaleza de los goles de Vitoria y reconocer la dificultad de repetirlos ante cualquier otro rival.

El osasunismo respira tranquilidad confiado en que, todavía más que en la Liga anterior, habrá al menos tres equipos peores. Sin embargo, hay que ir a por más. Mendizorroza, y más por cómo transcurrió el partido, pareció un lugar ideal para ensayar alguna probatina adelante, caso de sacar al Chimy mucho antes para juntarlo a Kike García en la punta. Es decir, probar con dos delanteros, dotar a ambos una referencia en ataque, y sobre todo dar más minutos al argentino para que coja seguridad. La victoria de Mendizorroza regala una alegría inmensa por los tres puntos. E incluso por la solvencia con que fueron logrados, pero deja un cierto sabor a tarea inacabada.

En las sustituciones el técnico se dedicó más a intercambiar cromos que a probar cosas nuevas, porque a la vista salta que los nombres introducidos en las sustituciones necesitaron más tiempo para rentabilizar eficazmente su presencia. Hemos citado el caso del Chimy, que entró en el minuto en el minuto 82, y podemos añadir los de Javi Martínez (82) y sobre todo el debutante Jaume Grau (88). Las incorporaciones de Oier o Iñigo Pérez guardan otras lecturas, como también la ausencia de Ontiveros o Budimir.  Cierto que la Liga acaba de empezar, que queda tiempo para aburrir, pero las exigencias de este Osasuna han aumentado. Al menos como sus gastos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Osasuna recupera sensaciones