• lunes, 08 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00

Opinión / Tribuna

Ya no somos Navarra

Por José Luis Díez Díaz 27 junio, 2022 - 8:51

Ya no somos aquella Navarra, foral, española, diferenciada, región europea puntera, próspera, de aceptable nivel de vida, y cuyos servicios e infraestructuras (comunicaciones) eran elogiados por el resto de la nación.

Tampoco están en alza aquellas “coordinadoras” que se oponían frontalmente, con ruido mediático, y otros medios a las obras públicas (autopistas, pantano, TAP) o a todo aquello que fuera en pro del auge y desarrollo de la Comunidad, y que gracias al consenso y buen hacer de la mayoría política se llevaron a cabo, y que paradójicamente convirtieron en más valioso el logro conseguido.

Curiosamente el ritmo de las obras del TAP y tuberías del agua de riego, favorecen la compactación y asentamiento de los desmontes y terraplenes que se realizan.

Ni tampoco somos envidiados por la tradicional calidad de nuestro proverbial modelo sanitario, o por una administración foral austera y eficaz, ya que la primera ha dejado de ser lo que fue, y el índice de interinidad de la función pública foral, es el mayor de toda ESPAÑA. 

Una gran parte de navarros estamos “quemados” y la mayoría del medio rural “ahogados”, a impuestos y trabas. La Comunidad se quema literalmente y ha sufrido inundaciones causando graves perjuicios al sector agrícola-ganadero, y sus derivados, pues no se adoptan medidas para prevenir esos desastres, o se toman tarde y mal, y cuando no, resultan fallidas como las de paliar la despoblación.

Ya no somos aquella Navarra, con un creciente auge en el sector industrial y empresarial y en nuevas tecnologías, sino que hemos perdido o nos han abandonado industrias y proyectos por la inseguridad/inestabilidad y nula gestión del Gobierno, aunque lideramos la ratio de parlamentarios por habitante.

Esperemos que este previsible cambio de ciclo, a la vista del vuelco electoral de Andalucía, puede extrapolarse a nuestra Comunidad Foral, y podamos volver a decir SOMOS NAVARRA. Depende de todos nosotros, votando cuando toque con libertad, responsabilidad y pensando en el futuro de esta tierra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ya no somos Navarra