Opinión / Tribuna

Stop a la mediocridad política

Por José Luis Díez Díaz 24 Mayo, 2018 - 10:31

El autor reflexiona sobre cómo la ausencia de ideología y de criterios puede convertir a los partidos políticos en cobijo de mediocres y medradores. 

Uno de los leones del Congreso de los Diputados
Uno de los leones del Congreso de los Diputados

La noticia que transita por los mentideros políticos referida a la captación o fichaje de personajes famosos, o cargos y ex de otras formaciones, que está propiciando un emergente partido con objeto de completar una gran plataforma nacional, es la confirmación de la desideologización política (reciente acertado articulo al respecto de un exconsejero socialista del Gobierno Foral) que en nada favorece la credibilidad de algunos de los autodenominados partidos políticos.

Esta ausencia de ideología y criterios en el partido en cuestión, así como otras graves faltas de coherencia en otros, está desvirtuando el genuino objeto de los mismos, y se están convirtiendo en un cobijo de mediocres y medradores, con teórica preparación , sin vocación alguna, y con total ausencia de miras respecto al interés general o bien común.

Nota : Mediocre / Mediocridad, persona de poca inteligencia / calidad de tener poco sentido común ( una de las acepciones de ambos términos)

Tristemente el principal objetivo de los miembros de la mayoría de esos mediocres aparatos partidistas es el principio de sostenibilidad de su empleo/retribución, y rodeando al/la líder ,quizás un poco menos mediocre que ellos/as, se las apañan para evitar debates, intercambiar opiniones, mantener o razonar algún criterio o principio evitando todo lo que no sea su consolidación en la lista/ puesto, incluso figurar hasta en la oposición pues ahí también se está cómodo y retribuido.

Afiliados y simpatizantes de la mayoría de los autodenominados partidos políticos deberían plantarse, reaccionar democráticamente, y pedirles a estos mediocres miembros de esos aparatos que aclaren o definan su ideología/principios así como exigirles la mínima coherencia en sus dichos y hechos.

Únicamente se escucha a la minoría ruidosa, siempre disconforme e incoherente, tenemos ejemplos recientísimos, sin aportar ninguna solución factible, por lo que determinados e históricos partidos nacionales deben ser responsables y comprometerse en superar esa mediocridad que impera en los mismos, favoreciendo internamente la apertura de sus aparatos y con generosidad dar oportunidades u opciones a miembros de sus filas que puedan aportar experiencia y conocimiento en los diferentes temas de interés general.

La sociedad española, que atraviesa una profunda crisis de principios, de situaciones comprometidas en el plano social, generacional y económico, así como en su integridad territorial ,precisa de políticos con vocación, preparados y fogueados en el trabajo y experiencia de la vida, que la motiven en sus diferentes estamentos e instituciones y la hagan salir del letargo y confusión en que está inmersa.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Stop a la mediocridad política