Opinión / Tribuna

¿Por qué una nueva ley de Símbolos?

Por José Luis Díez Díaz 14 Febrero, 2017 - 7:57

Este presunto acoso puede materializarse con una posible ley que de forma libre permita el uso y exposición en lugar preferente de la ikurriña. 

Uxue Barkos besa a Íñigo Urkullu junto a la ikurriña. EFE
Uxue Barkos besa a Íñigo Urkullu junto a la ikurriña. EFE

En relación a la urgente propuesta de la derogación  de la vigente Ley Foral de Símbolos de Navarra (24/2003) presentada por la coalición cuatripartita que sustenta el Gobierno Foral, continuando con su imparable plan de derogar, parar, cuestionar o ralentizar todo lo aprobado o proyectado anteriormente (Castelar: las coaliciones son siempre muy fuertes para derribar, pero impotentes para crear), y por afectar al parecer, al sentimiento o sensibilidad de una parte de la ciudadanía navarra, creo interesante ofrecer a los lectores unas breves opiniones de dos contrastados autores, catedráticos de Historia, el primero navarro y el segundo bilbaíno, al que conozco hace años:

Ángel Aguirre Baztán:El colmo de la patología de la identidad es el anexionismo. Parece que no se es completo sino se apropia del cuerpo de los demás... por lo que se acosa a otros para que formen parte de ellos, cuando nunca han sido una unidad histórica con ellos”.

Fernando García de Cortazar : …”.No pienso que las naciones tengan esencia, sino que tienen historia ….  La historia sirve para mejorar el presente”

Ese presunto acoso, intuyo, puede materializarse con una posible nueva ley de símbolos que de forma libre e indiscriminada permita el uso y exposición, en lugar preferente en casas consistoriales u otras entidades oficiales, de la bandera de una determinada comunidad, (actualmente prevista como acto de cortesía) y venga precisamente propiciada por el partido que gobierna en Navarra, afín al que así lo hace en la comunidad de la bandera de referencia.

También se quiere justificar la urgente propuesta de hacer una  ley “inclusiva”  pero para quién… Para el presunto acosador o para  esa parte no mayoritaria de ciudadanos navarros .

¿Qué les parecería por ejemplo a aragoneses, cántabros o castellanos  que la bandera de Navarra ondease en algunos de sus  ayuntamientos o entidades  oficiales? O viceversa, pues en Pamplona hay casas regionales de esas CCAA y otras más.

No confundamos  sensibilidades o sentimientos particulares, con el rigor y conocimiento de la historia, aunque no se compartan. Así, traigo a colación una de las  máximas de Nicolás de Chamfort (seudónimo-escritor francés partidario de la  Revolución): “ es más fácil legalizar ciertas cosas que legitimarlas” .


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Por qué una nueva ley de Símbolos?