Opinión / Tribuna

Fútbol y partidos políticos

Por José Luis Díez Díaz 11 abril, 2019 - 8:45

Bajo este titular  me he permitido recoger algunos aspectos de la semejanza entre ambos.

Un árbitro durante un partido de fútbol. MIGUEL OSÉS (1)
Un árbitro durante un partido de fútbol. MIGUEL OSÉS (1)

En el mundillo del fútbol se discute sobre el valor de la cantera, si es o no rentable, pero pocos clubes se basan exclusivamente en ella, algunos además de tenerla tiran de fichajes, y otros combinan ambas cosas, con el objetivo de hacer una digna temporada: bien mantenerse o aspirar al título o a los puestos que dan acceso a las millonarias competiciones europeas.

Pues bien,en el actual panorama de los partidos políticos, de cara a las dos inminentes citas electorales, ha ocurrido lo mismo, que muy pocos han tirado de cantera, y la mayoría de los partidos nacionales se han decantado por los fichajes.

En la presentación de los fichajes se ha notado alguna diferencia, pues en el fútbol el fichado suelen mostrar la camiseta, besar el escudo y deleitar con alguna virguería manejando el balón, y en los partidos políticos, apenas ha habido tiempo para ello, pues algunos al no verse alineados en “once” titular, han cambiado  repentinamente de uniforme sin el  clásico protocolo de los futbolistas.

La colocación de los fichajes en el puesto de salida, aparte de confirmar su coherencia, su “verdadera” aunque  nueva ideología y principios, les blinda como mínimo un cuatrienio de buenas percepciones, vislumbrando un posible futuro, y en algún  caso una pronta jubilación sin haber dado golpe en su vida presuntamente “laboral.

Ante  la perplejidad y asombro de la ciudadanía este descarado e innovador procedimiento ha sido la tónica general en ámbito nacional, excepcionando en parte a concretas formaciones de la Comunidad Foral, esta vez hay caras nuevas, ya era hora, pues algunos canteranos cumplida una cierta edad y cómoda participación en las competiciones han sido borrados, muy a su pesar, de la alineación inicial.

Estoy expectante por ver el  resultado de  los fichajes, aunque creo que la mancheta como decía un cualificado secretario general, del partido al que pertenezco desde hace casi cuatro décadas, es lo que prima en las votaciones.

Me parece deshonesto y vergonzoso ese cambio, en unos días de presidente de una Comunidad autónoma o portavoz por un partido, a pasar a otro, o abandonarlo, ( ¡dejo la política…¡) al no ser incluidos en la lista de salida, pero todavía me parece más grave lo del partido receptor, y me fijo en uno que se distingue y define precisamente por su indefinición ideológica, y donde parece encajan todo tipo de fichajes.

Puedo estar equivocado, y quizás este nuevo sistema de formación de las plantillas, sea motivación suficiente para los  votantes,  que ya no se guiarán por la mancheta (escudo) del partido sino por el glamour de los fichajes como ocurre en el fútbol.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fútbol y partidos políticos