Opinión / Exconsejero del Gobierno de Navarra.

¿Dónde está la eficacia del Gobierno?

Por José Ignacio López Borderías 07 febrero, 2017 - 7:45

Nadie duda del papel de Bildu como mamporrero del Gobierno de Navarra ni la labor de tergiversación que realizan los súper maestros en la materia Araiz y Beaumont con la pasiva asistencia de podemos al mando de Laura Pérez.

Su único mérito por Navarra es haber llegado a funcionaria por ser la hija de sus padres o sea a dedo y estar de vacaciones desde ese día simplemente apoyando todo lo que dicen los anteriores.

La labor de estos personajes consiste en dedicarse a decir no a todo con argumentos infantiles, que si unos son más ricos que otros, que si son pobres pero estudian donde los ricos, que si el agua no es para nosotros etc. Para después si alguien protesta y la gente les sigue darles un poquito y así entre lo poco y la nada, tal como está la vida, hay tanta diferencia que la mayoría de las personas llegan  a conformarse y así poco a poco que damos convencidos de que el malo fue Abel y el bueno Caín.

Así nos pasa con la enseñanza del inglés, si pero poco, las listas de espera, te borro de esta y te apunto en otra y así la de espera disminuye y suben las quirúrgicas, ya buscaré otro truco, a las viudas no les subo hasta el actual salario mínimo les pago menos pero algo les doy total como muchas no se van a enterar pues no leen el periódico, el TAV no lo hago pero os juro que vamos a mejorar el tren CHU CHU con bruja incluida ¿Adivine quién es la bruja? Y así todo lo que quieran

De todos los proyectos tergiversados, el más necesario a futuro es el del Canal de Navarra donde mejor se refleja la cortedad de miras del actual gobierno sumido en la ignorancia y en los rencores que desde hace más de 20 años se oponen al proyecto a pura mentira y cabezonería y que para salir del paso  ante la demanda de agua buena existente pretenden quedar bien transformando el canal en un tubo, no queriéndose dar cuenta que las necesidades de elementos básicos como el agua no tienden a ser estables sino más bien varían al alza con el paso del tiempo y las nuevas necesidades de la población y así como un canal es susceptible de ampliación a bajo coste , la capacidad de un tubo viene limitada por su tamaño interno con un coste mayor de ampliación , el refrán lo explica genial “ pan para hoy hambre para mañana”. 

Pero esto no importa, lo que realmente define la eficacia de la labor del Gobierno es el incremento de nuevos vascos por metro cuadrado en Navarra sin importar ni el cómo ni el cuanto y con el beneplácito de la mayoría silenciosa incapaz de defender, ni tan siquiera el futuro acceso de sus hijos y sus nietos a la función pública que ni hablan vasco ni se sienten como tales ni nunca lo hablaran, con lo cual se les niega lo que a otros se les regala. En definitiva con el agua pasa lo mismo que con el vasco, la libertad de educación, el inglés , la sanidad, el sistema social, etc. Que si no protestamos, primero nos lo negaran todo y después nos lo acabaran dando por un tubo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Dónde está la eficacia del Gobierno?