• martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 02:13

 

 
 

Opinión / Secretario de Organización de UPN.

Innerarity, Barkos y el arte del doping

Por Jorge Esparza 24 junio, 2016 - 0:26

Escuchar al candidato de Geroa Bai al Congreso de los Diputados, Daniel Innerarity, acusar a UPN de acudir a las elecciones con un socio dopado es lo último que quedaba ya por oír. Precisamente él. Precisamente el candidato de una formación experta en el arte del doping electoral.

Sustenta Innerarity sus acusaciones en el hecho de que ciertos partidos políticos hayan sobrepasado los límites de gasto electoral. Y es verdad que eso ha sucedido, lo que no dice es que Geroa Bai es la formación política que más problemas ha tenido con esta cuestión recientemente.

Si tomamos de base el último informe publicado por el Tribunal de Cuentas sobre elecciones generales, que fiscaliza los comicios de 2011, los datos son contundentes: Geroa Bai sobrepasó el límite de gastos fijado para todos los partidos en publicidad exterior. También sobrepasó el límite establecido para publicidad en prensa y radio. Además, se produjeron pagos fuera de lo previsto en la Ley Electoral y se identificaron proveedores que habían facturado más de 38.000 euros cuyos gastos no se habían remitido al Tribunal de Cuentas. Como consecuencia de todo ello, el propio órgano fiscalizador impuso a Geroa Bai una sanción.

Frente a eso, el mismo informe recoge que la coalición UPN-PP no sobrepasó, en ningún caso, ninguno de los límites legales establecidos por ley.

Existen, por tanto, partidos que se dopan, claro que sí, pero el número uno en ese ránking lo encabeza la formación de Daniel Innerarity y la presidenta Barkos. Precisamente, era ella la candidata de Geroa Bai en los comicios de 2011 en los que su partido sobrepasó los límites de gasto antes expuestos.   

Menos mal que Innerarity iba a aportar la “seriedad como procedimiento” e iba a demostrar “que la política se puede hacer de otra manera”. En su primera oportunidad, ha demostrado que no tiene más argumentos que la mentira y la calumnia contra otras formaciones políticas.

Menos mal que el filósofo iba a dignificar la actividad política de nuestra Comunidad, porque a las primeras de cambio no ha hecho otra cosa que ejercer la forma más rancia de hacer política, justamente lo que él tanto critica de otros.

En lugar de eso, podía haber hablado de cómo ha contrarrestado su partido las pérdidas económicas de la campaña del 20 de diciembre, después del revés que los ciudadanos le dieron en las urnas. Ya nos ha quedado claro que su formación gastó 180.000 euros en campaña, y sabemos que las subvenciones que establece la ley le harán recuperar alrededor de 52.000 euros. Entonces, ¿cómo van a pagar los 128.000 euros de pérdidas de hace cuatro meses?

Estaría bien saber si ese dinero lo asume Geroa Bai como deuda o si tienen algún socio que les ayude con el pago. ¿No sería eso dopaje de alto nivel? Que lo cuente, que hagan gala de la transparencia que predican, y así salimos todos de dudas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Innerarity, Barkos y el arte del doping