Opinión / Jorge Aguirre es secretario de Militancia y Agrupaciones Municipales del PSN-PSOE.

Bienvenidos a la realidad

Por Jorge Aguirre 22 julio, 2016 - 14:02

“Bienvenido al desierto de lo real”, con esta frase, Morpheo, abre los ojos a Neo cuando le descubre cual es el mundo en el que realmente viven, y no esa ensoñación que les brinda Matrix. Ese mundo paralelo donde nada es lo que parece, y que quienes parecen aliados no son más que elementos puestos por unos intereses particulares para hacernos ser felices.

Y esto es lo que les ha pasado a los dirigentes de Podemos, que creyeron ver en las encuestas un mundo real que se abría a sus pies, y pensaron que, repetir las elecciones, les brindaría la oportunidad de asaltar los cielos.

Sin embargo, la soberbia de sus líderes no les dejó ver que su irresponsabilidad tendría consecuencias nefastas para nuestra sociedad. Mientras querían alcanzar los cielos, quienes pueden regir los destinos, aquí en la Tierra, pueden ser los que más daño han provocado a una ciudadanía que no puede esperar, ni un minuto más, a la derogación de la LOMCE, a la derogación una reforma laboral durísima. En definitiva, no pueden esperar, ni un minuto, a un cambio de Gobierno que tras el 20-D estaba más fácil que tras el pasado 26 de junio.

Y mientras Pablo Iglesias bloqueaba las posibilidades del cambio, las encuestas les aupaban a un caballo que ellos creían ganador. Unas encuestas que elección tras elección se han mostrado fallidas, que no han acertado. Tal vez hayan sido víctimas de otro Matrix o tal vez, creadoras ellas mismas de un universo paralelo interesado que les congratulase con quienes pagaban las mismas.

Y a todo esto, el PSOE caminaba sólo en el mundo de lo real, presentando propuestas y un programa electoral cercano, creíble, que no fuese un catálogo de muebles/ideas que cada uno pudiese o debiese montar en su casa. Hay que reconocer que lo bueno del programa-catálogo tenía la capacidad de que cada uno consiguiese montar el programa escuchando lo que quería oir.

Sin embargo, el programa del PSOE era entendible, reconocible y factible, y al final, tras patear calles, tras kilómetros y kilómetros de realidad, de hablar con la gente, con tantas y tantas personas que se nos han acercado, conseguimos derrotar a ese caballo ganador llamado encuestas. Pero no es suficiente, quisimos ganar al creador de nuestro propio Matrix, quisimos ganar al PP y no lo conseguimos. Y a pesar de que 85 diputados y diputadas no es suficiente, seguimos siendo la fuerza de izquierdas preferida por la ciudadanía.

Y mientras a la ciudadanía nos duele el alma pensando en los recortes del PP, a los Iglesias, Montero, Errejón, Bescansa o Echenique les están doliendo los ojos viendo lo que ha ocurrido, sin llegar a entender nada, pero claro, les duelen los ojos, y como decía Morpheo, eso es “porque jamás los han utilizado”


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bienvenidos a la realidad