• lunes, 08 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00

Opinión / Desde la Estafeta

Primer encierro: decíamos ayer...

Por Jimi Jiménez 07 julio, 2022 - 10:59

Más de mil días después, aquí estamos de nuevo. Nuestra intención no es sentar cátedra, como el bueno de Fray Luis de León, sino juntar "humildemente" unas cuantas letras que vengan a resumir lo vivido en las calles de Pamplona en el primero de los encierros de este 2022. 

Y, la verdad, visto lo visto, en poco o nada ha cambiado la tendencia. De nuevo hemos asistido a carreras rápidas y bureles con el piloto automático. Ni un mal derrote y mira que había gente (igual no tanta como se preveía) para "pillar" cacho.. Pero ni por esas. 

Cuerpo. En el mes de Julio podemos recurrir a una de las famosas letras del homónimo cantante para recordar eso de "La vida sigue igual". Efectivamente, en cuanto los Núñez del Cuvillo tomaron las calles y empezaron a traccionar se plantaron en lo que se dice "un santiamén" en la Bajada de Javier. Al frente, Rescoldito (número 41) y Tabacalero (número 53) iban despejando el camino a sus hermanos como hacen todas las tardes los caballeros en plaza... Pero sin agobios, que es el primer día y no vamos a volvernos locos ¿verdad? Vamos que los bureles combinaban la rapidez con la nobleza puesto que ninguno de ellos hizo ademán de fijarse en los bípedos que les rodeaban. Por cierto, en menor número frente a las cifras apocalípticas (adjetivo que se va a oír mucho) que se manejaban en los últimos días. Mientras, por detrás, como ya se ha comentado, el resto de la manada se hacía más larga que un día sin pan y poco más. 

A partir de ahí, anotamos en el pie de página de esta crónica para la posteridad el "pequeño" tomate vivido en la entrada en la Plaza de Toros con un amago de montón que solo se puede achacar a falta de entrenamiento de estos más de mil días sin oler toro. ¿Algo más que añadir? Pues, una vez retirados "Cristiano" y "Messi", sus hermanos cabestros se "vengaron" repartiendo un poquito de estopa y dando un ligero soplo de peligro a la carrera. Si trasladamos el "relato" a los fríos y objetivos números: 2:25 minutos y ninguna herida por asta de toro. "Ni una mala palabra ni una buena acción" como diría aquel rememorado radiofonista

Por tanto, si lo que nos espera para este ciclo es lo que nos han mostrado los toricos gaditanos ya podemos decir que, en este viaje al futuro que ha supuesto el salto desde la última miurada del 2019 a esta mañana de San Fermín, poco (o nada) han cambiado las cosas. Bueno sí, que estamos tres años más empeorados, pero para eso se inventaron estas "fiestas sin igual". A disfrutar que, como muy bien nos ha enseñado este tiempo, la vida son dos días... 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Primer encierro: decíamos ayer...