• jueves, 11 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00

Opinión / Opinión

Ni el VAR pudo con Osasuna

Por Jesús Corera 06 febrero, 2022 - 0:37

Partido importante el jugado en El Sadar con objetivos muy distintos el de ambos equipos, pero con mucha miga de por medio.

Partido de la Liga Santander entre Osasuna y Sevilla disputado en El Sadar. IÑIGO ALZUGARAY
Partido de la Liga Santander entre Osasuna y Sevilla disputado en El Sadar. IÑIGO ALZUGARAY

Un gran Sevilla que llega a Pamplona como segundo clasificado y con unos números de asustar: 13 victorias, 7 empates y 2 derrotas; 34 goles a favor y 16 en contra, además de un presupuesto de 242,7 millones de euros y un límite salarial en la plantilla de 200 millones de euros (Osasuna 56). Esto puede explicarnos algunas diferencias entre uno y otro equipo.

A veces en el césped no se nota tanto la diferencia entre unos y otros en cuestión de presupuestos, como ha sido en este caso.

La alineación de Jagoba presentaba dos novedades en el equipo como eran las de Ramalho para defensa derecho y Javi Martínez para una mejor elaboración de juego en el centro del campo.

Una primera parte expectante para todos ya que teníamos ganas de ver si Osasuna consolidaba su mejora o el Sevilla nos apabullaba. Ante la sorpresa de unos y otros Osasuna no dejaba tejer jugadas al Sevilla y los rojillos manejaban muy bien tanto la situación como el balón. Pudo Moncayola dar un susto al Sevilla, pero para algo está el portero que hizo una gran intervención.

La segunda parte comienza pareciendo la continuación de la primera en cuanto a posiciones y nivel de juego, pero poco a poco el cansancio hace mella en los rojos, que ya no controlan tanto el balón como en la fase anterior, los despejes hacia adelante son recuperados enseguida por los sevillanos que poco a poco se acercan cada vez más a la portería de Sergio, aunque sin mucho peligro. ¿Se decidirá el encuentro a balón parado?

Todo estaba por ver ya que los rojillos se vaciaban en cada jugada, incluso se sobrepasaban en algunas disputas, como en caso del Chimy que va a por todas, a veces sin pensarlo dos veces. Un Sevilla, paciente en la posesión de balón, daba pasos hacia el área osasunista y se veía que cualquier error nos costaría caro. Esto no sucedió pues se defendió con cierto orden, aunque no se consiguió retener tanto el balón como en la primera parte.

Hacía falta relevos para seguir peleando y Jagoba así lo decidió, pero la batalla continuó librándose frente al área osasunista, aunque no se concedían ocasiones claras al adversario. También el Sevilla movió su banquillo por ver si podía romper la muralla osasunista.

Suelo decir que a partir del minuto 70 los entrenadores se miran y pactan el empate, no era este el caso. Lopetegui saca toda su artillería para finiquitar, pero hoy Osasuna no esta por la labor de tirar por tierra todo el esfuerzo y se multiplica por el campo.

En estos momentos me acordaba de los números que aportaba al comenzar este escrito sobre el presupuesto y el valor de los jugadores, pero esta vez el césped demostró que no solo se gana o se empata por el valor de los números, está también el empeño, el sacrificio, el saber hacer y entender que en el campo solo hay 11 contra 11, sin contar al árbitro o al Var que de vez en cuando se ponen pesados, como hoy: gracias, Sergio.

En resumen, me quedo con un gran sabor de boca por varios aspectos que hoy hemos visto en el campo por parte de Osasuna:

  • Una gran primera parte con sentido futbolístico.
     
  • Fenomenal actuación de los nuevos en la alineación incluida la posición del Chimy.
     
  • El cambio que le da al juego de ataque la inclusión de Javi Martinez en la zona creadora.
     
  • Los 29 puntos que son una gloria.
     

¡Aúpa Osasuna!


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ni el VAR pudo con Osasuna