• domingo, 29 de mayo de 2022
  • Actualizado 11:55

 

 
 

Opinión / Opinión

¿Habíamos pactado el empate a cero?

Por Jesús Corera 10 abril, 2022 - 21:28

Eso parecía según transcurría el encuentro disputado este domingo en el estadio de El Sadar de Pamplona. 

Homenaje a Juan Carlos Unzué en los momentos previos al inicio del partido entre Osasuna y Alavés. IÑIGO ALZUGARAY
Jagoba Arrasate y su equipo aplauden durante el homenaje a Juan Carlos Unzué en los momentos previos al inicio del partido entre Osasuna y Alavés. IÑIGO ALZUGARAY

Con una alineación muy reconocible y con el añadido de Íñigo Pérez, que sonaba a despedida, Osasuna se presentó ante los de Vitoria con los puntos suficientes como para jugar con tranquilidad, mientras que los vecinos, todo lo contrario, necesitan los puntos para pensar en la salvación.

Homenaje merecido a Juan Carlos Unzúe, tanto por su pasado Osasunista como su dedicación a la causa de ELA; le deseamos lo mejor.

Los dos equipos salieron con tanto miedo o precaución, que parecían 22 jugadores deambulando por el césped de Pamplona. Tan es así, que ambas escuadras maniobraban sin orden ni concierto, demostrando los unos por qué están en la clasificación ahí y los rojillos como si les diera vergüenza hacerles gol. Parece inaudito que Osasuna presentara el 1-4-1-4-1 habitual ante un equipo que sólo nos hacía daño si los rojillos cometían un error en los controles o pases.

Mira por dónde fue el Var el que pilló una mano del defensor blanquiazul para ponerle en bandeja la victoria a Osasuna. Tiró Rubén y para muy bien el meta vitoriano. Ya digo yo que los penaltis, al tener una carga emocional añadida, ha de ser el entrenador el que señale claramente el lanzador; en este caso era el penalty para el Chimy sin dudarlo.

Terminó la primera parte con empate a cero, con los espectadores tranquilos y sin apuros, ya que no se veía a un Alavés capaz de hacer daño a los rojillos. Es un partido, como decimos en Navarra, sin ansia. Como todos los encuentros anteriores a Osasuna le faltaba juego interior como variación al único que practica todos los encuentros: sólo por las bandas buscando centros al área.

Jagoba dio un paso adelante con los cambios, para ver si despertaba el equipo poniendo en juego a futbolistas con más visión ofensiva, pero no; tuvo que ser un error defensivo de los visitantes el que diera la victoria a los rojillos al filo del minuto 90, a pesar de haber contado los visitantes con un par de contraataques que no supieron finalizar en gol.

Nos alegramos del regreso de Kike Barja, de los 41 puntos conseguidos, del buen ambiente en el estadio a pesar de la hora, de la entrada en el campo de Javi por lo que se nota y, por supuesto, de los puntos que nos faltan por conseguir sea quien sea el contrario.

¡Aúpa Osasuna!


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Habíamos pactado el empate a cero?