• lunes, 23 de mayo de 2022
  • Actualizado 02:23

 

 
 

Opinión / Opinión

Falta calidad para hacer daño

Por Jesús Corera 20 enero, 2022 - 9:56

Partido esperado tras la victoria ante el Cádiz para comprobar la mejora en el rendimiento o no. Respuesta NO.

Osasuna se enfrenta al Celta de Vigo en el estadio de Balaídos en la vigésimo primera jornada de La Liga Santander. C.A. OSASUNA
Osasuna se enfrenta al Celta de Vigo en el estadio de Balaídos en la vigésimo primera jornada de La Liga Santander. C.A. OSASUNA

Alineación reconocible con la novedad necesaria del central del Promesas Dufur. Es de agradecer que teniendo otras alternativas el entrenador se decida por el joven (22 años y 1,87 de estatura); curiosa también la capitanía de Kike Barja, aunque no haya sido su día.

Buen arranque de Osasuna con presión y desparpajo y con poste incluido, pero ahí se acabó todo; la agresividad que mostraba Osasuna no era suficiente para hacer gol. El celta se lo demostró con dos buenos pases entre la defensa descolocada para hacer el 1-0 con la aquiescencia de Sergio. Seguido llegó el 2-0 y todavía se están preguntando los defensores de Osasuna por dónde entró el jugador del Celta, cómo han dado ese pase, o el taconazo que deja solo al delantero y hacer el gol. 

Hasta este momento la verdad es que el resultado no reflejaba el trabajo de unos y otros, pero sí hacía ver que lo que vale es el gol. El Celta le muestra a Osasuna que con sólo fuerza y agresividad únicamente, no se hacen goles ni jugadas de peligro, hay que añadirle calidad individual en momentos puntuales. Los regates, controles orientados, paredes rápidas para desbordar o pases interiores brillan en Osasuna por su ausencia. Este hecho constatado, no sé si es por miedo al ridículo si no sale la jugada, o por pautas marcadas desde el banquillo para el desarrollo del juego del equipo.

Con 2 a 0 el Celta esta donde quiere, defender bien y control del resultado. Con esta premisa Osasuna dispone del balón, adelanta posiciones, introduce cambios ofensivos y tiene la iniciativa en el juego; bueno pues a pesar de todo esto, no ha sido capaz de hacer una ocasión de gol en toda la segunda parte; ¿por qué? Les remito al título de este escrito.

El partido ha sido un juego de estilos que me ha recordado a las disputas toreras de El Viti o El Cordobés. Quizás sobre bravura y falte calidad, como ya he puesto de manifiesto.

Además, comienzo a percibir falta de consistencia psicológica para ser capaz de superar el marcador en contra; cuestión ésta que, al comienzo de temporada, sobraba. 

La verdad es que esto no termina aquí, sino que continúa en Granada; el rumbo hay que variarlo hacia la calidad y el atrevimiento para hacer cosas que ahora no vemos. Esto me recuerda a un amigo que ante la pregunta de un entrenador de qué le había parecido el encuentro que acababa de ver, le respondió: a tu equipo no le he visto hacer ni un solo regate, así no vas a ninguna parte.

No pretendo decir que haya que salir controlando el balón siempre y regateando desde la defensa; pero está claro que, en la superación de contrarios y elaboración de las ocasiones de gol, tienen mucho que ver los regates y controles en zonas llamadas peligrosas o de riesgo para el contrario. Esto es lo que echamos en falta en estos partidos.

Esperamos hablar de mejores cosas en el futuro.

Aúpa Osasuna.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Falta calidad para hacer daño