• domingo, 16 de mayo de 2021
  • Actualizado 20:54

 

 
 

Opinión / Javier Izu es periodista en RNE en Navarra.

La ceguera europea

Por Javier Izu 04 marzo, 2016 - 1:20

Dice el dicho que no hay más ciego que el no quiere ver y Europa, sus gobiernos, muestran una ceguera alarmante, sangrante e inhumana respecto al drama de los refugiados y asilados que llegan por millares al viejo continente.

Parece que fue ayer cuando el pasado verano veíamos día sí y otro también, como la travesía de los refugiados sirios, huyendo de la guerra en su país, inundaba nuestros medios de comunicación y provocaba una corriente solidaria y de empatía ciudadana hacia su causa. Hasta los gobiernos se sentaron para hablar de cupos, de asistencia humanitaria. Alemania abrió sus fronteras con manos abiertas, que el tiempo parece mostrar más como una campaña de imagen pública, que otra cosa. Pero al menos hizo algo, otros ni eso.

Europa, con el paso de los meses, se ha ido perdiendo en salvas y en parches insuficientes para poder responder al mayor éxodo registrado desde la segunda guerra mundial. Y hoy parece que no pasa nada, o casi nada.

Es muy triste escuchar como un dirigente comunitario alerta del drama humanitario que puede vivir Grecia … ¿puede? … no, esto no es de ayer, lleva muchos meses y la pasividad gubernamental ha sido y es lacerante.

Reconozco que el asunto no es sencillo, que la gestión de cientos de miles de personas desplazadas tiene una complejidad mucho mayor de lo que vemos algunos, pero el camino no es cerrar fronteras y represaliar a quienes intentan cruzarlas buscando una vida mejor. Algo tan simple, y tan contundente.

Que a nadie se le olvide que estas personas no se han marchado de sus lugares de origen por gusto o capricho. El derecho a poder vivir, y a hacerlo en las mejores condiciones, debiera ser una máxima que nadie pusiera en duda. Venga de donde venga, de Africa, Turquía o de cualquier punto remoto del planeta.

Es esta semana cuando la Comisión Europea presenta una propuesta de ayuda de emergencia a los Estados miembros. Me pregunto … ¿ha habido que esperar a comprobar las cargas policiales en Macedonia o en Calais, Francia para darse cuenta de la magnitud de la tragedia que se vive en suelo comunitario?

Europa y sus principales instituciones han mirado de reojo o hacia otro lado cuando millares de asilados se amontonaban en Grecia sin apenas cobertura asistencial. Hasta 150 mil podrían haber recibido, según ha reconocido el propio país heleno.

No es de recibo que hagamos oídos sordos, que no queramos afrontar la triste realidad por dura que sea. Estamos hablando de personas, que sufren y padecen como nosotros … como cualquiera de nosotros.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La ceguera europea