• martes, 28 de junio de 2022
  • Actualizado 10:48

Opinión / A mí no me líe

Txibite te roba para comprarte luego con tu dinero

Por Javier Ancín 25 marzo, 2022 - 9:42

El socialismo en el que milita Txibite es una ideología que a lo que se dedica es a robar el dinero de la gente para luego espolvorearlo sobre los que ella decide.

La presidenta del Gobierno, María Chivite, durante el pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
La presidenta del Gobierno, María Chivite, durante el pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY

Es gracioso escuchar a Txibite acusar de populismo a nadie, en este caso a la derecha Navarra, porque le ha pedido que baje los impuestos a la gente, que ya no puede ni pagarlos. ¡Eso sería una locura!, clama fuera de sí la presidenta socio aberchándal. Pues nada, a joderse, que no los baja, que eso es populismo, dice. Que la gente pueda respirar un poco en un contexto de asfixia económica familiar, con precios de servicios básicos como gasolina, electricidad y gas desorbitados y con una inflación por las nubes que hace que la cesta de la compra suba significativamente cada semana; que Txibite deje de apretarte el cuello, según ella, es populismo.

El socialismo en el que milita Txibite es una ideología que a lo que se dedica es a robar el dinero de la gente para luego espolvorearlo sobre los que ella decide, vete tú a saber con qué criterio, en forma de bonos, ayudas, cheques y demás actos populacheros arbitrarios. Es decir, a ti te doy dinero porque eres de los míos, a ti no te doy dinero porque no eres de los míos, pero ella piensa que eso no es populismo, que eso es justicia social. Con dos cojones.

Lo estamos viendo con Sánchez, en vez de crear un sistema justo de recaudación de impuestos para que no sea una locura, en este caso, echar gasolina, lo que pretende es que a los sectores que más le aprieten, hoy son los camioneros mañana pueden ser los taxistas, con su propio dinero que les recauda con el llenado de los depósitos, intentar comprarlos para que no molesten mucho. Por un lado te quito 100 y por otro con mucho bombo, platillo, fanfarria y tele de por medio te doy 10. Por el camino Sánchez gana 90 para regalarlo a sus afines, pero eso ya se hace en silencio, sin publicidad, que quedaría feo que se supiera que para lo que usan tus impuestos es para repartirse entre ellos el botín.

Los aberchándales y el PSOE de Txibite, que van camino ya de una década de gobiernos en Navarra, han disfrutado de las recaudaciones más altas de la historia de la Hacienda Foral, pues bien, con ese dinero a paladas que han tenido, la sanidad, esa antaño joya de la corona, se la han cargado. Hoy no conozco a nadie que hable bien del Servicio Navarro de Salud, todo lo que llegan son historias para no dormir, cuando no puedes ser tú mismo quien las engrose, que si tuviera que relatar el caos de citas, retrasos y negligencias que han ocurrido en mi entorno familiar más que un artículo necesitaría el espacio de la enciclopedia Espasa para glosarlos.

Dicho de otra forma, el socialismo de Txibite no ha usado tu dinero para la mejora de los servicios públicos -la excusa que siempre usan cuando alguien les reclama que dejen de sangrarnos-, que el principal de ellos, el sanitario, está hecho una escombrera.

¿Para qué quiere entonces tu dinero  Txibite si no mejora ninguno de los servicios públicos con los que contamos? Exclusivamente para hacer políticas populistas con las que intentar mantenerse en el poder.

La mejor política social es tener un empleo y no depender de ninguna ayuda con la que el político de turno se haga una foto contigo. Pero Txibite sabe que cuando firmas un contrato de trabajo con una empresa privada ella no sale en la foto, es decir, sabe que no le debes nada, no puede fardar ante la opinión pública. Ella necesita que tengas el sentimiento de deuda, por eso prefiere mil veces darte una subvención, salir en la foto entregándote el cheque de las migajas, que trabajar en la sombra creando las condiciones óptimas para que el mercado laboral se desarrolle, pueda bajarte los impuestos y tú tengas una nómina con la que vivir a tu aire la vida.

Como buena política populista que es, ella sabe que vive no de mejorar los servicios en silencio sino de que le voten mediante la ficción de hacer creer que ayuda personalmente a la gente. Toda la política que despliega Txibite tiene como objetivo que se haga una foto para que la gente piense lo buena que es dándote dinero... de tu propio dinero. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Txibite te roba para comprarte luego con tu dinero