• domingo, 19 de septiembre de 2021
  • Actualizado 13:40

 

 
 

Opinión / A mí no me líe

Txibite y la eutanasia a la sanidad de Navarra

Por Javier Ancín 25 agosto, 2021 - 10:16

Los mensajes que van saliendo de ese gobierno es, bueno, vamos a ir empujando a la gente hacia la salida, que resultan muy caros y tenemos muchos chiringuitos que alimentar.

La presidenta del Gobierno Foral, María Chivite y la consejera de salud Santos Induráin antes de participar en la concentración este miércoles frente al Palacio de Navarra para mostrar su rechazo a la violencia machista. Con motivo del Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, los miembros del Ejecutivo han guardado un minuto de silencio ante las pancartas colocadas en la fachada del Palacio de Navarra con las manos de color violeta, símbolo de la lucha contra la violencia machista. EFE/ Jesús Diges
La presidenta del Gobierno Foral, María Chivite y la consejera de salud Santos Induráin. EFE/ Jesús Diges

Leo que Txibite ya ha montado el departamento de eutanasia del Servicio Navarro de Salud. Traducción, tenemos nuevos sueldos, vamos, que es de lo que se trata. Después de un año y medio despachando cadáveres de forma estajanovista, me sorprende las ganas que tiene la izquierda de seguir mandando gente al otro barrio, que no hay barrio, porque los ateos sabemos que no hay nada al otro lado.

A mí que moralmente me importa un pimiento que haga el vecino porque a mí la moral me la sopla, me sorprende que empiecen estas cosas de las enfermedades irreversibles, crónicas, por la vida fácil: tú vas, te meten un chute y dejas de ser un problema, lo primero para la administración. Esta misma semana nos enterábamos también de que 116 dependientes habían fallecido en Navarra en estos primeros siete meses del año sin llegar a recibir ni un euro de las ayudas a las que tenían derecho, atrapados en la lista de espera que a esa sí que Txibite no le aplica la eutanasia, que la tiene cada vez más viva y más gorda, es decir, más impresentable.

El caso es que ante semejante desastre de gestión, los mensajes que van saliendo de ese gobierno es, bueno, vamos a ir empujando a la gente hacia la salida, que resultan muy caros y tenemos muchos chiringuitos que alimentar y a muchos amigos del gobierno de coalición que colocar, que muerto el perro se acabó la rabia. Venga, anímate, dependiente, si total lo tuyo no va a mejorar y morir nos vamos a morir todos. Nos ahorras el gasto, te suicidamos con tu permiso y todos contentos.

Desde hace una temporada, un chaval enfermo de ELA que pulula mucho por las redes, se lleva quejando amargamente de este extremo. Él no se quiere morir porque total, para estar muerto, tenemos tiempo toda la eternidad, y como él, nos cuenta, muchos en su misma situación, pero con lo caro que es para un enfermo de ELA mantenerse respirando llegando a arruinar familias y la falta de ayudas de la administración, generan en los enfermos una sensación de culpabilidad tal, que los están empujando hacia la vía de la eutanasia sin querer ellos suicidarse.

Venga, muchachote, suicídate, hazte cargo de la realidad, tú de aquí ya no vas a salir así que déjate apiolar y no arruinas a tu familia, hombre, que eres un egoísta y nos ahorras un gasto para departamentos de perspectiva de género a nosotros. Siempre el mensaje va hacia el mismo sentido por parte de esta izquierda que les vendió la moto de que es a los más débiles a los que había venido a salvar. Je.

Les contare otra historia, para tener más perspectiva de cómo tenemos la sanidad. Seguro que ustedes tienen similares en su entorno. Hace dos años y medio, un año antes de que llegara la pandemia, para los fanes del gobierno de Txibite lo recalco, que aquí el Covid no tiene nada que ver, un familiar mío pidió cita para una consulta en el Servicio Navarro de Salud... le acaban de citar para dentro de un mes. Dos años y medio... recuerden. Pues bien, hace un año tuvo que acudir a un centro privado para operarse de su problema y solucionarlo, antes de que fuera irreversible, como habría sido si llega a esperar esta carta de la administración.

Tras el paso de los gobiernos de Barkos y Txibite, que se vendieron como los defensores únicos de lo público, la sanidad en Navarra ya solo ofrece silencio o eutanasia. Es más fácil matar que curar o aliviar. Aún habrá gente que crea que en Navarra tenemos la mejor sanidad de España. Ilusos. El Servicio Navarro de Salud de Txibite es un servicio arrasado. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Txibite y la eutanasia a la sanidad de Navarra