• martes, 15 de junio de 2021
  • Actualizado 23:44

 

 
 

Opinión / A mí no me líe

Los terroristas son mejores

Por Javier Ancín 09 diciembre, 2020 - 10:24

 Ahora tenemos que tragar con que Bildu, un partido cómodo con el hecho de que se haya matado, y mucho, a los adversarios políticos.

Decenas de personas se manifiestan a la llega de Pedro Sánchez al Gobierno de Navarra. PABLO LASAOSA
María Chivite y Pedro Sánchez, en un acto en Pamplona hace unas semanas. PABLO LASAOSA

A veces me levanto, me pongo un café, abro la prensa y me da por pensar que la sociedad en la que vivimos no es real y que somos parte de algún programa televisivo en el que somos los protagonistas para que lo vea vete tú a saber quién y dónde. 

Quizás sea emitido, al estilo del Show de Truman, la peli de Jim Carrey, para otra galaxia o para esos del spot publicitario que vienen del futuro a traernos detergentes, no lo sé, y que vivamos en un gran plató en el que se van sucediendo artificialmente tantos decisiones locas de Sánchez y su PSOE para darle dinamismo al teatrillo. 

Lo suelo descartar en cuanto salgo de casa y me cruzo con mi vecino que no me saluda ni aunque le paguen -además de que va demasiado desaliñado para salir en prime time de ninguna cadena-. Por no comentar que en Pamplona llueve demasiado y esta oscuro como el sobaco de un demonio, al contrario que en aquella peli donde recuerdo que todo era luz, paz, amor y sonrisas. Si algo sobraban eran saludos y buenos modos, justo lo que nos falta aquí.

Otras veces a mi mente conspiranoica le da por creer que en realidad estamos viviendo en un experimento de algún organismo supranacional o simplemente de Iván Redondo, porque tantos despropósitos diarios no pueden ser fruto de la casualidad. Estadísticamente es imposible. Parece como si estuviéramos expuestos a algún tipo de estudio extremo sobre la resistencia a las mentiras de un presidente del gobierno y se quisiera determinar cuál es el umbral de dolor máximo que estamos dispuestos a soportar y cómo será nuestra reacción cuando lo traspasemos. 

Cada día el estímulo es el mismo pero peor -parecemos perros de Pavlov segregando saliva-, todos los días Sánchez se desmiente a Sánchez y como parece que apenas nos afecta más allá de una incomodidad sorda entre sorbo y sorbo a la taza del desayuno, los responsables de observarnos anotando reacciones, han dispuesto retorcernos el señuelo, subir la dosis.

Como parece que la sociedad resistía, impertérrita, el químico sádico de Redondo se ha propuesto envenenarnos aún más, poniendo en circulación también a Iglesias a soltar burradas. Ahora tenemos que tragar con que Bildu, un partido cómodo con el hecho de que se haya matado, y mucho, a los adversarios políticos, sean no sólo un actor válido en esta tragedia sino que es considerado como patriota por apoyar unos presupuestos que en realidad tampoco sirven para nada útil porque son mentira.

Han decidido tocarnos la campanilla con un sonido novedoso: los terroristas son mejores que la mitad de la población española tranquila que usted ve a diario por la calle y por eso les premiamos. Han cambiado, nos dicen, ya no matan y hay que premiarles. Es un argumento perverso, claro, como todos con los que nos bombardea Sánchez, el Chepas y su consejero áulico. Si tragamos ya con esto tragaremos con lo que les de la gana. 

No hay nada admirable en dejar de matar como no hay nada admirable en dejar de violar. No hay ni que dar las gracias ni que premiarlo. Lo que habría que hacer con una ideología que ha matado o violado, como el nacionalismo, es erradicarla de la sociedad.

Al Psoe y sus votantes les parece bien que su partido pacte con el partido de un grupo terrorista por haber dejado de matar. A mí me daría asco que al partido al que voto pactara con el partido de un grupo de violadores porque han dejado de violar.

Cuando una sociedad se desborda, saturada, se instala en ella la desidia, la melancolía, estado ideal para que quien quiera romperla mientras permanece en el poder lustros, como Sánchez, lo haga sin miedo a las consecuencias. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los terroristas son mejores