• sábado, 03 de diciembre de 2022
  • Actualizado 20:00

Opinión / A mí no me líe

Solo sí es sí si lo dice Podemos

Por Javier Ancín 26 agosto, 2022 - 11:33

Lo curioso es que la izquierda, también en los casos de la violencia contra la mujer, contra los verdaderos violadores y asesinos, contra esos nunca pega. 

Irene Montero participa en un encuentro en el que se presentan y debaten los documentos _Podemos para Todas_ y el _Plan 2020_ para ganar las elecciones al PP

Anda la izquierda en sus cosas. El trile. Dónde está la pelotita. A ver, apueste, ponga ahí su dinero en primer lugar, caballero, y levante. Uy, casi... siga poniendo ahí su dinero y pruebe de nuevo. Mecachis, casi. Siga poniendo pasta, caballero, es usted el pringado perfecto, el primo que todo político querría tener.

Salieron ayer en tromba toda la podemitada a explicarnos que por fin, a las mujeres no se les puede violar, porque por lo visto hasta ahora el consentimiento era una cosa que no estaba en las leyes y había que crear una.

Obviamente el sexo no consentido ya era un delito. No sé a qué tanto follón de aplausos y abrazos y palmaditas entre ellos en la espalda salvo para darse importancia, es decir, publicidad a presente pero también hacia el porvenir.

Me explico. La izquierda siempre en sus negocios del humo, te concedo derechos que ya tenías para decirte dentro de unos años, cuando te olvides de que ya los disfrutabas, que fui yo quien te concedió ese derecho. Reescribir el futuro podríamos llamarlo. Mañana te conceden el derecho al voto esta gente y se queda tan tranquila.

Alguien años después lo pondrá negro sobre blanco en un supuesto libro de historia y listo: Podemos concede a la ciudadanía el derecho al voto. Más aplausos, más abrazos, más palmaditas es la espalda. Más propaganda.

Pero la cosa es aún más grave en este caso. Se puso la ministra Montero a contarnos el asunto y nos explicó que de ahora en adelante una mujer no tendrá que demostrar nada, si dice que le han violado, pues le han violado. Punto. Caso cerrado. Tiemble después de haber reído de forma nerviosa, buen hombre.

¿De qué tienes miedo si no eres un violador?, suele ser el argumento predilecto del rojerio. Pues precisamente de eso, de cómo demuestro que no lo soy ahora que ya lo soy solo porque alguien pueda afirmarlo. Invertir la carga de la prueba, creo que lo llaman los juristas. Es decir, adiós a la presunción de inocencia. Desde ahora los tíos somos culpables hasta que no se demuestre lo contrario. ¿Y si no podemos demostrarlo? Ah... pues culpable.

Esta semana mismo, una cría en Valladolid mandó al calabozo un par de noches a un pobre desgraciado al que acusó de violarla para que en su casa no le echaran la bronca por llegar tarde una noche. Dos días al trullo un tipo inofensivo, que esta nueva ley va contra esos, los tíos que nunca han violado ni nunca van a violar, para que no tengan la tentación de hacer algo que jamás iban a realizar.

Lo curioso es que la izquierda, también en los casos de la violencia contra la mujer, contra los verdaderos violadores y asesinos, contra esos nunca pega. Ni endurecimiento de penas, ni prisiones permanentes, ni nada parecido, que eso es de fachas.

Con esos delincuentes solo comprensión y empatía, mucha empatía y mucha comprensión, aunque después reincidan, porque reinciden en un alto porcentaje de los casos. Ese es el verdadero drama, que al final una mujer será violada y podía haber sido evitado. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Solo sí es sí si lo dice Podemos