• sábado, 13 de agosto de 2022
  • Actualizado 03:59

Opinión / A mí no me líe

No sean cretinos, abran a los 'buzoneadores'

Por Javier Ancín 01 julio, 2022 - 9:31

 Arranquen esos carteles insultantes de sus comunidades de que ahí no aceptan publicidad y dejen a la gente hacer bien su trabajar, metiendo en cada buzón un papel, un simple papel que consigue el milagro de hacer de este mundo un lugar mejor. 

Me caen bien los buzoneadores. Les saludo siempre cuando me los encuentro haciendo su trabajo en los portales que transito. Muchos se extrañan de que alguien les salude sin más, siempre como queriéndose hacer invisibles, como si quisieran ocultarse para que nadie les acuse de estar cometiendo un delito. Tanto desprecio como el que cosechan a diario al final cala dentro de la autoestima más aguerrida.

También les abro siempre que llaman al portero automático de casa, tan educados todas las veces. 'Cartero comercial, ¿por favor, podría abrirme? Gracias'. Con sus pausas, bien entonado, nunca con desgana. Claro, faltaría más, le abro. Gracias a usted. Por favor y gracias. La gente que se dedica al noble arte del buzoneo puede que sea de toda la que pulula por la sociedad la que con mejores modales circula.

Cuando era joven y no era millonario como lo soy ahora, para sacarme unas pelillas, entre otras cosas así puntuales, también buzoneé de vez en cuando. Qué trabajo tan ingrato y desagradable. Tú ibas con el taco de octavillas y por lo general te miraban peor que si fueras con un saco lleno de granadas de mano. Si pillabas a algún vecino con la llave, abriendo, no era extraño que te cerraran la puerta negándote el acceso, sin mirarte a la cara o echándote la bronca.

'No tenéis vergüenza', recuerdo que era una frase que se repetía mucho. Vergüenza de qué, pensaba yo, con la peligrosa hoja impresa en la mano llena de ofertas del mes de un restaurante de comida rápida. Al final te avergonzabas... lo conseguían, claro que tienes vergüenza. Salir a la calle a meter publicidad en un buzón y volver a casa con la sensación desagradable de que estabas haciendo algo horrible. Es solo propaganda de una nueva peluquería que ha abierto en el barrio, señora, tampoco es para ponerse así.

Qué desprecio de la gente. Qué malos modos. Daba igual dónde llamaras. En las zonas altas eras trasparente, no existías, y en las bajas te veían como el saco de las hostias de las frustraciones ajenas contra el que desahogarse o sentirse, por fin, poderoso contra alguien. Ah, el ser humano, qué vertedero de miseria inmunda tan antipática, sin importar su renta per capita además.

El buzoneador por lo general no es el que más oportunidades ha tenido en la vida para abrirse camino. El buzoneador muchas veces es de las personas que tiene más dificultades que la media, es decir, son del grupo de los vulnerables para centrarse y encontrar su sitio.

Déjate de subvenciones, la mejor política social que hay es proporcionar al que está en problemas un empleo, que se sienta útil, porque los son -cuántas veces no habré ido a una pizzería porque me ha llegado publicidad o a un comercio que no sabía ni que existía o entretenerme en mirar los productos a mejor precio de los supermercados que luego compro-, y orgulloso por conseguir un sueldo, por valerse de sí mismo para lograrlo. Esto me lo he ganado yo, pateando las aceras, no me lo ha regalado nadie haciéndome sentir con una paguita que no sirvo para nada.

Para una vez que podemos hacer algo que sí que mejora el mundo y que no nos cuesta nada además, como abrir a los buzoneadores, muchos incluso que luego van de concienciados para salvar las ballenas, van y también se niegan. Arranquen esos carteles insultantes de sus comunidades de que ahí no aceptan publicidad y dejen a la gente hacer bien su trabajar, metiendo en cada buzón un papel, un simple papel que consigue el milagro de hacer de este mundo un lugar mejor. Se sentirán incluso, de forma gratuita, mejores personas. No sean cretinos, abran a los buzoneadores. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
No sean cretinos, abran a los 'buzoneadores'