Opinión / A mí no me líe

La hipocresia del PSOE con la sanidad privada

Por Javier Ancín 01 abril, 2020 - 9:49

La de cosas que pasan mientras no podemos salir (más) de casa. 

Sntos Cerdán junto a la presidenta del Gobierno de Navarra. PABLO LASAOSA
Sntos Cerdán junto a la presidenta del Gobierno de Navarra. PABLO LASAOSA

Empiezo a sospechar que una vez que nos tienen a todos encerrados tampoco saben qué hacer con nosotros, que sin vacuna y sin tratamientos eficaces como por ahora parece no haber, en cuanto salgamos a la calle se reactivará, como un fuego latente que acecha tras la puerta, está pandemia y volveremos a empezar... pero esa es otra historia.

A lo que iba hoy. Ayer, mientras nos desplazábamos de la cama al sofá, o viceversa, unas cuantas flexiones por el pasillo mediante, aquí una sentadilla, abro el frigo y pico algo, saltó la noticia. ¡Tachán!

Santos Cerdán, el mandamás del PSOE en Navarra, mano ultraderecha del ultraizquierdista Sánchez, el autor intelectual (es una forma de hablar, perdónenme lo de intelectual los intelectuales) de los pactos con el partido de la eta en Navarra, ingresado en la Clínica Universidad de Navarra en Madrid contagiado de coronavirus. 

Cuánta belleza de noticia... me dije. Más bella que la victoria de Samotracia. Y triste. Pobres votantes socialistas, pensé, lo que tienen que tragar. Los que aún queden con un poco de vergüenza ajena, si aún quedan, que quizás de esos tampoco queden ya en este mundo que se nos muere.

Cerdán, que pertenece a ese partido socialista que sistemáticamente ha hostigado a la Universidad de Navarra y su clínica, cuando han venido mal dadas, le ha faltado tiempo para salir corriendo a que le traten bien los que él y los suyos tan mal han tratado.

Piden aplausos solo para los sanitarios públicos pero a la hora de la verdad, los dirigentes de mi izquierdita, a la sanidad privada. ¿Pero esperabais otra cosa? A ver si pensabais, hijos míos, que iba a ir al hospital de Móstoles o a Ifema. Je... a Ifema sus votantes.

Y por si aún sale algún loco desde su cama proletaria a sacarles la cara, les cedo hasta el argumento demencial, que aquí ya vale todo: ‘Se sacrifican por el pueblo para no colapsar la sanidad pública, fachitas, que siempre os estáis metiendo con ellos’.

Que Santos Cerdán haga lo que quiera, faltaría más. Yo también habría ido a la Clínica Universidad de Navarra de haber estado en Madrid, pero entre él y yo hay una diferencia, yo no doy el coñazo político, no hago bandera ideológica, y sobre todo, no tomo el pelo a mis votantes, entre otras cosas porque yo no vivo de que me voten, con la sanidad publica como única fuente de Salud, como si la privada o no existiera o fuera el demonio.

No puede ser que bases tu acción política en cargar contra una actividad legítima como es la sanidad privada, lanzando a la opinión pública contra ella, y luego, cuando te entra el canguelo, que vida solo tenemos una, te falte tiempo para tirarte de cabeza en una institución a la que tanto has denigrado. Si al director de Coca Cola, pudiendo elegir, le pillan tomando una Pepsi, le mandan a la puta calle ese mismo día.

Como rezaba ayer un meme que corrió como un galgo de WhatsApp en WhatsApp nada más conocerse la historia, como se sigan contagiando los socialistas van a colapsar la sanidad privada. Esperemos que no y se recuperen pronto para seguir llamándoles inútiles muchos años más. E hipócritas, porque mi izquierdita es toda una manada de hipócritas. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La hipocresia del PSOE con la sanidad privada