• viernes, 02 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00

Opinión / A mí no me líe

Si Sánchez necesitara a violadores para gobernar

Por Javier Ancín 11 noviembre, 2022 - 9:56

Adiós, sedición. Hola, arbitrariedad. ¿Quién va a cumplir la ley sabiendo que mañana lo que hoy es delito puede dejar de serlo si el PSOE lo necesita para seguir en el poder?

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en un acto en Vitoria. Europa Press

Asistir en directo a la voladura de un estado de derecho, que no deja de ser la sociedad en la que vives, es un espectáculo entre triste e indignante. Sánchez le ha metido otro bombazo a los cimientos de nuestra sociedad porque necesita los votos para seguir en su poltrona de quienes solo buscan derruirla. Un pasito más en su infamia, ya no es que elimine una ley, es que directamente se cepilla Sánchez y su PSOE un delito porque se lo piden los delincuentes sediciosos catalanes.

Adiós, sedición. Hola, arbitrariedad. ¿Quién va a cumplir la ley sabiendo que mañana lo que hoy es delito puede dejar de serlo si el PSOE lo necesita para seguir en el poder?

El recorrido político de Sánchez como presidente del gobierno comienza traicionando todos y cada uno de sus principios... o lo que él nos dijo que eran sus principios, que cada acción de gobierno que ha efectuado tiene una declaración suya en la hemeroteca desmintiéndola previamente. Si Sánchez te dice que no lo va a hacer es que lo va a hacer y si lo acompaña con un enfatizador créanme, créanme, no lo voy a hacer, no es solo que lo vaya a hacer, es que lo va a poner en marcha por el procedimiento de urgencia. Sánchez prometió que no iba a derogar la sedición, es más, nos juró que iba a aumentar la pena por ese delito.

Lo del poder ejecutivo se lo ha tomado al pie de la letra, ejecutando frente a un paredón con una carga de fusilaría cerrada cada una de sus propias líneas rojas. El nunca en Sánchez, por extensión en el PSOE que ahí nadie rechista, es siempre.

Si mañana Sánchez necesitara los votos de un partido que amparara y fomentara las violaciones de mujeres con fines políticos, pactaría con ellos. Ya lo ha hecho en realidad, que tiene por socio al partido que más mujeres ha amparado y fomentado que fueran asesinadas en democracia con esos fines. Ese partido nunca ha condenado que se matara a esas mujeres y siempre ha homenajeado a sus asesinos. Sánchez y su PSOE no tienen problema moral alguno en pactar con ellos. Es más, son sus socios más que preferentes, blindados.

A Sánchez solo le mueve su afán por pasar un verano más en el palacio de la Mareta con sus amigos, llevados hasta las Canarias en el avión presidencial. Si para eso el independentismo catalán le pide que suprima un delito, pues lo suprime y listo. Ya no hay sedición, lo han ordenado los sediciosos y Sánchez ha obedecido, como tampoco habría delito de violaciones si el PSOE necesitara el voto del partido de los violadores para mantenerse en el trono.

Si al PSOE le sobra el código penal para conseguir sus objetivos, elimina el código penal y santaspacuas. Qué es la ley, un convencionalismo sin más recorrido que el que necesite Sánchez para que él y su PSOE no se bajen de los privilegios del poder.

Dos mil años de tradición de derecho romano, que básicamente son los que inventaron nuestra civilización, tirados a la basura. Sánchez ha creado un (des)orden nuevo, del "Dura lex, sed lex", principio fundamental de nuestra organización civil -la ley es la ley, mi chico, y si la haces la pagas- al si el PSOE necesita que le votes no hace falta cumplir la ley y ya inventaremos algo para que así sea.

Que esto como sociedad acaba mal ya se sabe, pero para entonces ya no estará Sánchez, como tampoco está Zapatero, como tampoco está Felipe... que se jodan los que estén entonces. Al final, el único principio político que mueve al PSOE es el de la patada hacia adelante.

Que esa patada a seguir torpedea todo el entramado social que tenemos, pues que lo barrene, que más da si podemos disfrutar de unas vacaciones en Doñana con los amigos a gastos públicos pagados un año más. Si un día se cae todo, que se joda al que se le caiga. Como en aquel juego de la tele donde se iban pasando un globo que no paraba de hincharse y que perdía al que le explotara. Eso es el PSOE. El partido que le va metiendo más aire al globo, más vacío a la sociedad, y que te lo pasa, para que te explote, confiando además, en ganar unas nuevas elecciones haciéndote responsable del derrumbe. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Si Sánchez necesitara a violadores para gobernar