• lunes, 20 de septiembre de 2021
  • Actualizado 22:53

 

 
 

Opinión / A mí no me líe

Hay que comer más carne y usar más el coche

Por Javier Ancín 06 agosto, 2021 - 10:02

El cambio climático la izquierda lo utiliza como una fórmula para subirte los impuestos y poco más. 

Un frente de aire polar se nos viene encima, leo, lo que va a provocar otra drástica bajada de las temperaturas en Navarra. Mínimas que van a rondar, rondar como un loco alrededor de un bloque de hielo agitando los brazos al cielo, los 10ºC... en agosto. Para los que llevamos dentro una persona tropical racializada y que vivimos aprisionados dentro del cuerpo-escombro de un pamplonés esto es una puta mierda.

¿Hace cuántos años que llevamos sin tener un verdadero verano, un verano de los de tener que dejar la ventana abierta por las noches para poder dormir y disfrutar oyendo los grillos? ¿Sigue habiendo grillos? ¿Sigue habiendo verano? Yo ni lo recuerdo, como tampoco recuerdo haber tenido que quitar el nórdico de la cama desde hace lustros llegado julio. Es más, lejos de guardarlo por estas fechas, el otro día me compré otro. Comprar edredones de plumas en verano, joder, ¿puede haber algo más triste? Sí, estrenarlos, como ya también he tenido el gusto... el disgusto de hacer.

Si existiera el infierno lejos de ser un lugar agradablemente cálido sería un espacio húmedo y lluvioso... como Irroña. En el puto infierno los de esta ciudad nos íbamos a sentir como en casa.

Llegado a este punto, mientras me pongo los calcetines para meterme en la cama, me digo, resignado, qué ojo tuvieron los ecologistas, esos jetas de la subvención como medio de vida, pienso, dejando de utilizar la expresión calentamiento global, para pasar a colarnos la de cambio climático, de más amplio espectro, y seguir teniendo razón. Hace calor, cambio climático, hay sequía, cambio climático. Hace frío, cambio climático. Llueve, cambio climático. Se me han pegado las lentejas, culpa del cambio climático. Gatillazo... cariño, ya tú sabes, el cambio climático.

El cambio climático la izquierda lo utiliza como una fórmula para subirte los impuestos -quién puede estar en contra de salvar el planeta, las focas, las vacas y las hienas políticas- y poco más. No analizan nada, sólo sacan la cosechadora de segar euros ajenos y a vivir, que son dos días.

La realidad es que cuanto más nos piden, ¡nos exigen!, ¡nos atracan la cartera para ello!, que dejemos de usar el coche y de comer carne por el bien del planeta, más frío hace. Ay dios... ¿Y si donde realmente va el mundo con este frescor salvaje es hacia una nueva glaciación y estamos tomando las decisiones más erróneas posibles para evitar ese cataclismo climático?

Mira que si la solución para que todo no se congele es precisamente la contraria, seguir viviendo como siempre lo hemos hecho y dejarse de sandeces de tofu y carril bici. Mira que si los que estamos salvando el planeta de que se convierta en un jodido arcón congelador somos los que seguimos comiendo carne y viajando en coche de gasolina. Para ecologistas, nosotros, joder, que contra viento y marea progre seguimos luchando para hacer de este mundo un lugar más habitable para todos.

O dicho de otra forma más académica, científica incluso, ¡¡si no fuera por nosotros que lo impedimos con esfuerzo y dedicación, comiendo carne y repostando gasolina pese a que nos crujís a impuestos, habríais muerto ya, putos jipis, de la glaciación que nos amenaza desde hace años!!

Al final lo ecológico va a ser quemar combustibles fósiles y comer solomillos a tres carrillos para evitar la glaciación, veréis... que cosas más raras se han visto, no tenéis más que ver al PSOE en Navarra cómo defiende hoy los peajes en todas las carreteras cuando ayer pedía su supresión para bajar a Tudela. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Hay que comer más carne y usar más el coche