• lunes, 28 de noviembre de 2022
  • Actualizado 15:47

Opinión / A mí no me líe

Ortuzar y su PeneUve, de visita en Irroña

Por Javier Ancín 05 octubre, 2022 - 10:23

La foto es terrorífica. La típica cuadrilla de cincuentones barra sesentones divorciados de viaje loco, pero loquísimo, de despedida de soltero en alguna ciudad de provincia limítrofe. 

La Ejecutiva Nacional de EAJ-PNV en su reunión semanal en la sede del Napar Buru Batzar en la capital navarra.

Han conseguido emparentar al mozo viejo que les quedaba por casar, ya con más años que un bosque del Gorbea, y eso hay que celebrarlo por todo lo bajo.

Caras intrépidas, se han venido arriba con un par de zuritos de cerveza previos a la comida, es ya al único after que aspiran, el matutino sin trasnoche previo, con pose de vamos a darlo todo, que se entere la juvetú con tilde en la u, de que aún somos de los suyos. Ese ‘todo’ al final se reduce a un ataque de ciática por estar más de una hora de pie en algún bar de arrastrados, alguien diciendo estoy piripi y la acidez de estomago que acudirá puntual a su cita. El pincho de chistorra me ha caído como un tiro de etarra, kabentxotx. ¿Alguien tiene bicarbonato? Creo que me voy al hotel...

Terrible, una foto terrible en la pamplonesa plaza de San José, primer cornudo del que tenemos constancia en nuestra civilización cristiana, frente a la calle Salsipuedes. Que ya hace falta tener mala hostia para ponerlos a posar justo ahí a la manadica de aberchándales, aspirando como aspiran como primer y único punto de su ideario político a salir de España.

En la plaza de San Jose tenemos también un mercadillo mensual de antigüedades, de quincalla vieja, de trastos inservibles, un rastrillo de los desvanes, un sacar la morralla del trastero del abuelo, que alguien la comprará, seguro. Dale, que nos forramos, que hay gente para todo, hasta para comprar una ideología de otro siglo, y no del XX, sino más destartalada todavía, del XIX.

Solo les falta para hacer la cosa más hortera a ellas la típica polla en la cabeza en forma de diadema, a ellos una camiseta conmemorativa de tan insigne efeméride, 'Se nos kasa con ka el biejo con be', y a Ortuzar vestirlo de lagarterana, con te equis, que a saber dónde llevan las te equis las lagarteranas de despedida de soltero. Maravilloso espectáculo, es decir, un despropósito.

No se de quién habrá sido la idea pero le alabo el gusto y la retranca y la sibilina mala leche antes de sentenciar: este es el sitio, sonreíd, sonreíd, decid patatoak que alguien de Pamplona se va a echar unas risas al verla.

Ah, que allí pusieron la primera embajada del partido. Mejor, mejor, la coña encima tiene la pátina del óxido del tiempo. En Pamplona siempre hemos destilado mala uva a raudales por lo que veo y más contra los forasteros. Clic... y enviar a los medios de comunicación para que lo publiquen. Risas eta aplausos.

Y no contento con la foto, que suena a chanza local contra el paracaidista recién aterrizado, hubo declaraciones del rey del mambo festivo, al que pusieron al lado a un Hualde que da igual a la hora que esté del día, siempre parece volviendo a casa de juerga con los pajaritos cantando alrededor de su cabeza, para crear el escenario ficticio de que el novio es más guapo y que tiene mejor planta que ninguno.

Y Andoni, que otra cosa no, pero original, tampoco, se descolgó con las típicas tópicas palabras del que no sabe ni dónde está pero quiere agradar a la parroquia: yo también soy navarro.

O algo así, como ese cantante en gira que tira de oficio y se pone la camiseta del equipo de fútbol local, sin saber ni su nombre ni la ciudad en la que hoy toca para ganarse el sueldo, buscando el griterío cómplice de sus fanáticos. ¿Esto qué es, Kuenka? Sí, Ortuzar, ponte mirando hacia la ciudad que te sacamos otra foto para la prensa. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ortuzar y su PeneUve, de visita en Irroña