Opinión / A mí no me líe

¿Por qué no hay mujeres en el PNV?

Por Javier Ancín 08 marzo, 2019 - 9:09

Hoy iba a escribir sobre, vaya por dios, quien lo iba a sospechar... seguro que todos se han quedado tan sorprendidos como yo, que el PNV ha confesado sin problema ninguno que en Navarra mandan ellos desde sus despachos de Bilbao.

Íñigo Urkullu y Andoni Ortúzar, dirigientes del PNV que controlan Navarra desde Bilbao..
Íñigo Urkullu y Andoni Ortúzar, dirigientes del PNV que controlan Navarra desde Bilbao..

Algunos llevamos diciéndolo cuatro años, que Navarra está gobernada desde Bilbao, que aquí solo está la criada pero ni caso, hasta que Ortuzar va, desatado ante la inminente cita electoral y suelta en Madrid o en Bilbao, sus dos ciudades, que sí, qué pasa, en Navarra mandamos nosotros.

¿Y ha ocurrido algo? Nada, ante tal humillación de las instituciones navarras Barkos ha bajado la cabeza y calla ante el amo.

El PNV defiende primero al PNV, segundo a Vizcaya, tercera a Euskadi y cuarto, de nuevo, al PNV. Navarra en esta ecuación solo aporta el felpudo que somos en su proyecto demente de ínsula barataria.

Iba a escribir de todo esto, como decía, hasta que, hoy, 8 de marzo, día internacional de la mujer, me ha asaltado -en el caso del nacionalismo vasco siempre asalto a mano armada- un dramática pregunta. ¿En el PNV hay mujeres?

Entiéndanme, mujeres tienen, basta entrar en uno de sus batzokis para darse cuenta de que aquello está lleno de camareras. Yo hablo de mujeres con mando, alcaldesas de Vitoria, San Sebastián, Bilbao... lehendakaritzas en Ajuria Enea, cosas así.

Es sabido que al nacionalismo vasco las mujeres no le hacen mucha gracia, ya sabemos las burradas que decía su fundador y del que jamás han renegado, Sabino Arana, sobre ellas. Por ejemplo, a la primera mujer que fue alcaldesa de Pamplona y presidenta foral,- lejos de celebrar su llegada, una mujer accediendo a las máximas cotas de poder, repetimos,- el grito que más le lanzaron desde ese sector ideológico euskorrancio fue el de “Barcina vete a la cocina”.

En el partido de los matxirulos vascos la única mujer en el poder, que no con poder porque el poder lo tienen ellos, es Uxue Barkos en Irroña, a esa que ningunean desde Bilbao, “quita, que tú no sabes”. En el peneuve no hay mujeres, ni se las espera, pero a ninguno de sus socios políticos que van de feministas les importa porque no es ultraderecha española, es ultraderecha vasca, y con esa ningún partido de izquierdas se mete.

¿Y por qué, se preguntarán ustedes, amados lectores? Fácil. A la izquierda no le importan las mujeres, le importan los regímenes. Para la izquierda la mujer y su lucha es un instrumento con el que percutir para llegar al poder de esos regímenes terroríficos nuevos que quieren construir, por eso no tienen problema en aliarse con partidos tan machistas como el PNV.

Afortunadamente, no han conseguido tumbar el del 78 y seguimos viviendo bajo el paraguas de su constitución en la que se dice en su capítulo sobre Derechos y libertades que los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de sexo. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Por qué no hay mujeres en el PNV?