• viernes, 09 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00

Opinión / A mí no me líe

Las más carillas del gobierno de Navarra

Por Javier Ancín 02 septiembre, 2022 - 11:08

Que tampoco es mucho pedir, políticos que sepan hacer las cosas, las que sean. El que tenga que barrer que barra bien.

El consejero Javier Remírez comparece en comisión parlamentaria para explicar la gestión de la emergencia de los incendios que se han sucedido recientemente en Navarra. IÑIGO ALZUGARAY

Volver al tajo, que ojalá fuera el río a su paso por Toledo o ya puestos, hasta por Lisboa, que menos mal que nos queda Portugal, un socialismo diametralmente opuesto al que tenemos en Navarra y por extensión en España, es decir, eficaz. Para que luego te digan los socialistas que no se pueden hacer las cosas de otra forma porque eso es de fachas.

Todo es de fachas ya. El socialismo español ha regalado tantas palabras al adversario que está al borde del precipicio sin saber muy bien por donde tirar, porque ya no les queda más que saltar al vacío. ¿El socialismo portugués también es de fachas? Claro, ¿cómo no va a ser de fachas el gobierno de un país, bendito país, que tiene prohibidos en la constitución los partidos nacionalistas?

Luego que por qué todos los que han veraneado este año en ese país vuelven y dicen, qué bien está Portugal. Lo que ha cambiado la Lusitania en los últimos 30/40 años, tú. Pues pregúntate por qué. Qué es lo que nos diferencia a los dos países de la península ibérica que comparten ideología política socialista.

Una es la ausencia de nacionalismo, todos reman por el bien común, no cada uno hacia su lado estirando el muñeco hasta descoyuntarlo. La otra es la eficacia, algo tan mágico como conseguir que las cosas funcionen.

Que tampoco es mucho pedir, políticos que sepan hacer las cosas, las que sean. El que tenga que barrer que barra bien y el que tenga que arreglar un reloj engrane correctamente el mecanismo. No hay mayor misterio.

Aquí al socialismo lo tenemos a otras cosas, más preocupado en acercar etarras, porque Sánchez necesita para seguir pasando vacaciones de lujo en avión privado los votos del partido de la eta, que en hacer que vivamos mejor.

O en enredarse en líos de nefasta gestión, como la del Gobierno de Navarra con las mascarillas, que por lo que se ve tenemos almacenadas tapabocas a cascoporro a un precio de compra desorbitado. Dinero del ciudadano tirado a la basura... o quién sabe a dónde.

Al vicepresidente del Ejecutivo foral, Remírez, se le lee incómodo, nervioso, algo sofocado, como metiéndose el dedo índice por el cuello de la camisa -desconozco si aún lleva corbata o se la ha quitado para ahorrar energía, como su jefe Sánchez, o para directamente buscar aire, carraspeando ansioso-. Eso es cosa de Sodena, nosotros no tenemos nada que ver con esa sociedad pública, clama. Sociedad que depende al cien por cien del gobierno de Navarra. Curioso no tener nada que ver, que quizás venga de no querer ver nada.

Mal empezamos echando balones fuera para explicar este caso. Pésimo asunto cuando quieres convencer al personal de que nosotros no somos nosotros, sino que son otros nosotros, cuando desde el Gobierno de Navarra has destituido fulminantemente a la presidenta de Sodena, sociedad que dices que no va contigo, por este caso.

Vamos a ver en qué acaba esto, estaremos atentos, que Davalor también empezó siendo una cosa de gestión -pésima- de Sodena y ha acabado con el anterior vicepresidente de Txibite empapelado en un proceso judicial. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las más carillas del gobierno de Navarra