Opinión / A mí no me líe

La chica de los recados del PNV

Por Javier Ancín 29 mayo, 2020 - 9:38

No es que seamos una colonia, es aún peor, somos la finca privada de una ideología xenófoba. Aquí ya no hay ni ley, aquí hay un título de propiedad y punto.

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, durante el pleno en el Parlamento de Navarra. EUROPA PRESS / EDUARDO SANZ
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, durante el pleno en el Parlamento de Navarra. EUROPA PRESS / EDUARDO SANZ

Y entonces vuelve a saltar la noticia, aunque ya ni si sorprenda. El Partido de las Nueces y el vertedero, de aquí en adelante lo llamaremos PNV, vuelve a negociar y a acordar en nombre de Navarra, como si Navarra fueran ellos, pasando por encima de sus instituciones, a las que ni informa.

El desprecio que siente el nacionalismo vasco por Navarra es descomunal, supongo que nos considera menores de edad o incapaces intelectualmente para llevar nosotros mismos la rienda de nuestro destino. O directamente que sabe que esto es suyo y como tal actúa, como el amo con su hacienda, a su arbitrio.

Que un partido que se supone que no tiene ni presentación en el parlamento de Navarra, ¿o para esto los trileros aberchándales sí que nos van a confesar, por fin, que Geroa Bai es el PNV y solo el PNV y nada más que el PNV pero con otro nombre para disimular el embuste?, se arrogue la representatividad de una comunidad autónoma es un escándalo... aunque aquí ya no escandalice nada. Háganse cargo, el consejo de administración de Coca Cola tomando decisiones estrategias en nombre de Pepsi.

¿Y de Txibite, se sabe algo, o solo vamos a esperar de ella ese habitual silencio servil con el partido vizcaíno cada vez que nos pone la mano en el muslo?

Txibite hace tiempo que no pinta nada en esta historia de cambio de cromos y poder entre el nacionalismo vasco y Sánchez y solo piensa en su sueldo y en las sesiones de bricolaje sabatino con las que pasa el tiempo. Es solo una presidenta incapaz y pusilánime, un títere absurdo que no se respeta ni hace que se nos respete.

¿Para esto votamos en Navarra, para tener una chica de los recados a la que mangonean desde Moncloa y Ajuria Enea, una señorita Topisto sin voz ni voto, una colaboracionista monigote a la que le dan la hoja de ruta para que haga como que gobierna algo diferente a un régimen con nombre de agua mineral con gas?

Txibite ha dejado que Navarra se convierta en el Congo vasco de Urkullu y Otegi, ese otro sanguinario Leopoldo II. No es que seamos una colonia, es aún peor, somos la finca privada de una ideología xenófoba. Aquí ya no hay ni ley, aquí hay un título de propiedad y punto.

¿Y que quieren de nosotros? Fácil, levantar la ficción de que Euskkkalerría es una unidad folclórica en lo universal.

Mientras ellos con sus trajes y corbatas se forran a mayor gloria de Neguri, ese pueblo que está en el podio de pueblos más millonarios de España, de nosotros solo quieren que les llevemos los cencerros en el culo.

Resumiendo, montar con nosotros un euskozoo para enseñar a las visitas cuando pregunten algo parecido a esto entre ‘bisnes’ y ‘bisnes’.

-Oye, y los vascos trogloditas cómo eran, porque tú con ese traje y corbata te pareces tanto a mí que en nada nos diferenciamos.

-Ven, aquí los tenemos, en en la reserva euskovasca de Navarra. Tírales cacahuetes. A aquella que le llaman presidenta lánzale una lijadora mejor, que le gusta más. Mira qué bien mueven esos otros las caderas para agitar con el culo el cencerro. Los tenemos tan bien amaestrados. Ay...

-Qué graciosos. Jaja.

-¿Te ha gustado?

-Mucho.

-Ahora volvamos al Bilbao presente, déjate de prehistorias y naburros, para firmar el contrato entre nuestras empresas, un contrato del siglo XXI, que hay mucha pasta gansa en juego.

-¿Podemos parar de camino en Alsasua para ver boronos en cautividad?

-Otro día te enseño ese safari, hoy hay prisa, que después de lo nuestro tengo que volar a Txina a seguir nuestra expansión.

-Jodó.

Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La chica de los recados del PNV