Opinión / A mí no me líe

Asiron no tiene ni memoria ni vergüenza

Por Javier Ancín 24 enero, 2018 - 8:44

El alcalde de Irroña, que no de Pamplona, cada vez que habla de memoria histórica me produce una sensación entre indignación, vergüenza ajena y risa nerviosa perpleja que me hace hervir la sangre.

Joseba Asirón, durante un acto entre los partidos que conforman EH Bildu (Sortu, Aralar y EA). MIGUEL OSÉS
Joseba Asirón, durante un acto entre los partidos que conforman EH Bildu (Sortu, Aralar y EA). MIGUEL OSÉS

El truco es sencillo. Gritar mucho y hacer como que tú -o sea yo, o sea nosotros, que somos los otros, sus imaginarios otros, los enemigos ficticios que necesitan para su farsa- te opones a no sé que hostias de desenterrar fosas de nuestros bisabuelos en la guerra civil y el franquismo.

Mucho barullo, mucho tú eres un fascista y mucho hinchar pecho diciendo que el bueno es él porque quiere desenterrar muertos con tu oposición (trola puta) y quiere tirar un edificio con 19 millones de euros de presupuesto público para dejar un solar y que a mí me la suda, dicho sea de paso. Edificio, solar e Irroña entera. Por mí como si vuelan con la goma 2 que les sobra la ciudadela también, porque fue ordenada levantar por el absolutista rey Felipe II.

Lo que ya me la sopla menos es lo de gastar 19 millones de euros de dinero de todos tan alegremente, que según leí, ahí los tiene guardadicos en el cajon, en el zulo de la pólvora, como traca última de su demencial forma de tiranizar la ciudad a decretazos. 19 millones de euros que habrá que mirar con lupa, como se concrete la jugada del derribo, a qué empresa se los da, porque es un pastizal. 19 millones de euros que ya nunca más irán a gasto social.

La bulla sigue. Todo el rato. Que esto es una cueva de franquitas y no sé qué berridos más cuando en realidad tú ni has abierto la boca, ni te has opuesto a nada, jamás. Todo lo que contrario. Que desentierren por completo las fosas que queden. ¿Pero cómo voy a ser yo defensor de una dictadura con lo libertino y amoral que soy?

La guasa de este asunto es que esos mismos que acusan de dictadorfílico, quieren aplicar la franquista ley de vagos y maleantes (en realidad era republicana pero como a Franco -que tiene el culo blanco porque su mujer lo lava con blablablá- le servía para reprimir a conciencia, se la quedó para su dictadura) y no tendrían reparos en fusilar al amanecer por ejemplo a mí, por vividor. Y por tomar gintonics. Jodida moralistas rancios. Así de locos están los aberchándales, que no se dan ni cuenta de que hoy, los liberticidas, los grises, los putos grises, son ellos, y los que corremos delante, somos otros.

En realidad lo de gritar mucho y llenar el espacio público es para que no puedas decir que es una trola, que el alcalde es un mentiroso poniéndote a ti en el lado de los malos. Pirotecnia batasuna, cortinas de humo made in alcalde de Irroña, que no de Pamplona, Joseba Asiron, para no reconocer que quizás el miserable desmemoriado sea él, por ejemplo, por que no es capaz de poner en unas chapas que han costado cuatro duros, que eta asesinó, prefiriendo el término víctima.

Víctima, como al que le timan 50 pavos unos trileros con la bolita en un paseo marítimo ramplón y veraniego, casi divertido y tal, del mediterráneo. Asiron y sus asironers parecen un chiste de Gila.

Los gritos no dejan ver la historia, ni la memoria, como los árboles tampoco dejan ver el bosque. Recordémosle, así en silencio para que no se le olvide, que él pertenece a un partido que jamás ha condenado de frente los asesinatos de eta, esa banda criminal nacionalista vasca, asesina, con toda su maquinaria periférica -no nos olvidemos, que aquí había metiendo pavor muchísima más gente que el que tiraba del gatillo-, con la que aterrorizó a todas las capas de la sociedad, y que nos ha jodido la vida durante las cuatro décadas de democracia en la que algunos hemos nacido, crecido, vivido y esperemos que morir, si no de viejo, que no vamos a llegar, al menos no de un tiro en la nuca.

El ruido que monta el alcalde de Irroña, que no de Pamplona, es para ocultar eso, y para que ninguna voz pueda elevarse por encima de su miseria para decírselo a la cara, que él sí que viene de un mundo sórdido, oscuro, viscoso, rancio... un mundo repleto de cadáveres bajo las alfombras y los armarios. Un mundo violento y cutre, hortera. Si quiere memoria, que empiece por pedir a los que tiene más cerca ideológicamente que coman rabos de pasa y recuerden los más de trescientos asesinatos que aún no están esclarecidos y que solo ellos han ocasionado hace dos teleberris.

Estoy hasta el puto moño de que los que han violentado una sociedad hasta romperla en mil pedazos llamen fascistas a los demás, y que para ello, levanten banderas de nobles causas ensuciándolas de su mugre y vísceras ajenas sin reparo alguno. Qué asco, chico. Y qué coñazo. Siempre. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asiron no tiene ni memoria ni vergüenza