• martes, 11 de mayo de 2021
  • Actualizado 02:38

 

 
 

Opinión / A mí no me líe

Gora España

Por Javier Ancín 30 abril, 2021 - 9:57

Anda Urkullu desbordado, como el vertedero del que no es capaz de sacar a un pobre muerto que lleva allí metido un año y medio. Desbordado y desquiciado. 

El lehendakari, Iñigo Urkullu, el cabeza de lista del PNV al Congreso de los Diputados por Bizkaia, Aitor Esteban, y el presidente de la formación, Andoni Ortuzar, (de izquierda a derecha) saludan en la celebración del partido del 'Aberri Eguna' en Bilbao.
21 abril 2019, PNV, Bilbao
H.Bilbao / Europa Press
  (Foto de ARCHIVO)
21/4/2019
Urkullu y Andoni Ortuzar saludan en la celebración del partido del 'Aberri Eguna' en Bilbao. ARCHIVO

La ciudad de los prodigios de Eduardo Mendoza se ha mudado a Bilbao. En un titá. A mí me ha dejado pestañeando, asombrado, por si era un espejismo del oasis vasco, últimamente más reseco que un resacón de los de antes, cuando se podía volver a casa a las siete de la mañana, y con moscas que revolotean y zumban en la oreja, de las verdes, de las que solo se posan en la mierda.

Qué espectáculo el de las conversiones en directo, hijos míos. El Saulo cayéndose del caballo, ya saben, camino de Damasco o de Arrancudiaga, genera una pirotecnia tan bella, que para verla necesitas un de helado de tres bolas, a la manera de la semana grande donostiarra, dándolo todo, apoyado como si fuera la barra de un after la barandilla de la Concha.

Anda Urkullu desbordado, como el vertedero del que no es capaz de sacar a un pobre muerto que lleva allí metido un año y medio. Desbordado y desquiciado. Se le nota en los ojos, mirando para todos los lados frenéticamente, como ganso sin cabeza de Lequeitio, sin entender nada del desastre que tiene en sus territorios histéricos y diciendo unas cosas que si te juran hace dos años que iba a insinuar, te hubieras caído de culo rebozado de la risa.

Iñigo, el Lendakari vasco, pegando voces y exigiendo que seamos un país, un único país, joder, qué somos bárbaros o españoles. Pues eso, perturbado por los datos de la pandemia en Guipúzcoa, que la colocan como la peor región europea en número de contagios, pidiendo a gritos a Madrid que tome medidas idénticas para cada una de las comunidades, que esto si no es un sindiós y no hay forma humana de funcionar.

Urkullu suplicando que seamos un único país -bat, copón, bat- sin privilegios autonómicos ni hechos diferenciales según la incidencia del virus. Nada de estados a la carta según sea el cupo de contagios, aquí todos alarmados a la vez, armonizados se dice ahora, que para eso somos un país, joder. ¡Gora España askatuta!

A lo mejor ha recobrado la cordura, como cuando el fundador del peneuve, el zumbado de Arana, al final de sus días de trueno y delirios se volvió medio españolista o casi peor y le parece hasta tibia esa postura y se desliza por el otro lado de la pendiente, dando volteretas abrazando la fe del converso.

Vivo con miedo que se nos ponga intensito el Lendakari y le de por adoptar el rebujito en vez del chacolí como bebida oficial del gobierno vasco, por ejemplo, o hasta por tunear su nombre y sus costumbres. 

¿Lo veremos subiendo un vídeo a Tiktok con Ana la de Ponce, viendo toros en Azpeitia? ¿Se hará llamar Ignacio, desterrando el Iñigo? Llámeme Ignacio Úrculo, hidalgo español, con capa que robaría a Ramón García y al tiempo si no exige como nueva trasferencia del estatuto de Guernica presentar las campanadas desde la Puerta del Sol para completar la metamorfosis. ¿La gabarra atracando -en esto como siempre, que una cosa es ser español y otra dejar de robar jugadores para el Bilbao (sic)- en el náutico de San Sebastián, como el Azor?

Si hay un chino facha, imaginaos el puntazo que sería un Lendakari igual. Yo de este año me lo creo todo. Hasta volver a Madrid y encontrarme con mi ex... que tampoco sería algo nuevo, por cierto, que hasta eso me ha pasado ya, señora Ayuso. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Gora España