• martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 21:09

 

 
 

Opinión / A mí no me líe

El euskera no es el idioma propio de Navarra

Por Javier Ancín 08 octubre, 2021 - 9:57

Con el euskera los aberchándales quieren hacer como con la piel hicieron los blancos en la Sudáfrica del apartheid.

Manifestación convocada por Kontseilua bojo el lema _Bide eman euskarari_ (Dad paso al Euskera). MIGUEL OSÉS_2
Manifestación convocada por Kontseilua bojo el lema Dad paso al Euskera. MIGUEL OSÉS

Ya estamos otra vez con la turra. Es decir, la euskoturra, el euskera baturra, ese idioma que el aberchandalismo hace años convirtió en un corralito ideológico, el idioma ideológico del nacionalismo, su idioma. Es decir, un mamotreto para diferenciarse más que para comunicarse, que para eso dan la turra con el baturra. Y para sacar pasta pública, que si por algo se ha caracterizado ese idioma es por ser un negocio del que vivir conectado a la manguera de dinero público.

Andan percutiendo últimamente los aberchándales con una nueva sandez. El euskera es el idioma propio de Navarra. Tenemos nuevo mantra, amigos, ha llegado el nuevo mantra, como el tapicero a sus calles, señora, y te lo dicen en español, claro, para que lo entienda todo Kristo, con k griega. Pero vamos a ver hijos de Juangoikoa (sic), cómo va a ser el idioma propio de un lugar un idioma donde después de 50 años bombardeando con él por tierra, mar y aire, aireportua, no lo habla ni el Tato, Tatoak.

Sé que es duro asumir que la inmensa mayoría libremente pasa de hablarlo después de medio siglo de democracia y de 60/70 años de ikastrolas, que esas empezaron con Franco vivoak. Tan es así, que en Pamplona quien las impulsa fue alcalde del régimen dictatorial. Hace unos años le dieron la medalloak de Navarroak y hubo jaleoak porque cayeron en la trampa que les tendieron de hacerles creer que su mérito era el haber sido alcalde con el dictador Franko, con k griega. Risas eta aplausoak fue aquello, por el ridikuloak aberchándal cuando recularon en su rasgarse las vestiduras.

Desde el punto de vista histórico se agarran, como un náufrago a un madero, enloquecido por el sol en mitad del océano después de intentar hidratarse durante años solo con agua salada, a una única expresión latina: lingua navarrorum. Una única vez aparece en un único documento residual. Una, no hay más. Un idioma que se quiere definir como propio por una expresión en un idioma, para más chanza, ajeno al propio idioma reivindicado... que es algo así como decir que si una vez apareciera en un documento la palabra supercalifraglisticoespialidoso, esa palabra y no otra, sería la propia de esta tierra, la que nos definiera, la que nos diera empaque y personalidad. ¿Cómo no vamos a ser supercalifragilisticoespialidosos si aparece aquí, mire, en esta línea única de este único documento? En fin, una gilipollez, vamos.

Desconozco, ellos también lo desconocen, si alguna vez en la historia ha sido el euskera idioma propio de Navarra, es decir, el idioma de uso mayoritario, que por no serlo, no hay prueba alguna de que lo fuera ni en ese que dicen que es el patrón del idioma, San Francisco Javier, que las famosas cartas en baturra son una falsificación posterior.

Pero es que esto ya no va ni de historia, va de un idioma actual y su uso, que es para lo que están hechos los idiomas. El idioma propio de Navarra es el que la inmensa mayoría usa para comunicarse en este momento, que en este caso se llama español pero podría llamarse francés, chino, árabe o lapón, mi amado lapón. Si de mí dependiera el lapón sería la lengua que impondría a todos, por ser el idioma que más admiro. Donde este el lapón que se quiten los demás. En lapón habría que comunicarse, joder, y no en otro. Todo lo que no sea el lapón es barbarie.

Considerar el idioma propio de Navarra a uno que no lo usa ni el Tato, Taotak, y que quieren que cuente como mérito principal para trabajar en la administración para intentar colar con esa fórmula a mamar sueldo público exclusivamente a sus correligionarios, porque en un pasado remoto patatas, es como considerar los jubones acuchillados con gorla almidonada la vestimenta propia de Navarra. Basta salir a la calle para darse cuenta de que el euskera es un idioma residual en la comunicación entre navarros y que gorla del siglo XVI, aquí, no usa nadie y menos los amantes de la riñonera, últimamente puesta más al hombro que en la cintura, también es verdad, verdaderak.

Con el euskera los aberchándales quieren hacer como con la piel hicieron los blancos en la Sudáfrica del apartheid. Nosotros los negros, que somos la inmensa mayoría que no usamos el euskera en Navarra, según sus propias encuestas más del 90%, no podemos acceder como trabajadores a la administración que se han montado esa minoría de blancos aberchándales. Somos extranjeros en nuestra propia comunidad por ser negros en Sudáfrica y quieren expulsarnos de la administración navarra que sostenemos con nuestros impuestos, impuestoak, que para pagar sí que nos quiere el aberchandalato. Nos ha jodido. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El euskera no es el idioma propio de Navarra