Opinión / A mí no me líe

Txibite, de risas con el partido de la eta

Por Javier Ancín 29 noviembre, 2019 - 9:28

¿Cuántos socialistas honorables que no querían pactar con ETA tuvo que matar ETA para que corriera el escalafón hasta llegar a estos miserables socialistas que hay hoy, que negocian con el partido de la ETA hasta los presupuestos de Navarra? 

Los representantes de EH Bildu, Adolfo Araiz y Barkartxo Rui,  se reúnen con María Chivite y Elma Saiz para hablar sobre los Presupuestos de Navarra de 2020. IÑIGO ALZUGARAY
Los representantes de EH Bildu, Adolfo Araiz y Barkartxo Rui,  se reúnen con María Chivite y Elma Saiz para hablar sobre los Presupuestos de Navarra de 2020. IÑIGO ALZUGARAY

Ayer, en una reunión de curro que tuve en Madrid con gente de toda España, me preguntaron espantados qué estaba pasando en Navarra con el PSOE.

Os contaré un chiste para que lo captéis, les dije. Un chiste negro que acabo de escribir por tuiter para explicármelo yo también, porque no entiendo una mierda. Un chiste para que captéis el asco que está dando el PSOE de Sánchez y sus diferentes buscavidas que le apoyan a tumba abierta.

Se encuentran dos votantes socialistas por la calle y uno le dice al otro:

-¿Oye, te has enterado de que estamos negociando los presupuestos de Navarra con un partido que justifica las violaciones, nunca las ha condenado y que, incluso, homenajea a los violadores cuando salen de la cárcel montando unos saraos por la calle de órdago, con bengalas y pirotecnia incluida?

-¡Hostia puta, pero qué escándalo, pero cómo ha podido caer nuestro partido tan bajo!

-Qué no, que es broma, tranquilo, que no es con el partido de los violadores, que con quien está negociando Txibite es con el partido de los asesinos de la eta, tranquilo.

-Ah, bueno, joder... qué susto.

Y temblaron después de haber reído, amargamente... Pues así es la Navarra de Txibite, Alzorriz y Cerdán, queridos compañeros, apostillé, un chiste que no tiene ni puta gracia.

Y aún me quedé corto, porque Bildu, que tiene claro quiénes son, en vez de disimular, llevó al más psicópata de todos a hacerse la foto con Txibite. Ahí tenéis en primer plano el careto de Adolfo Araiz, el que fue miembro de la mesa nacional de Herri Batasuna que apostó por extender los asesinatos de ETA a políticos, periodistas y otros civiles.

A partir de de ponencia Oldartzen que Adolfo Araiz defendió como miembro de ETA-Batasuna, los atentados sanguinarios se extendieron con la muerte de tiros de Gregorio Ordóñez, Miguel Ángel Blanco o Alberto Jiménez Becerril y su mujer, pum-pum... dos tiros cuando salían de tomarse una copa en un pub de Sevilla, por la espalda, y tres críos huérfanos.

O a Lacalle, por escribir artículos. ¿Os acordáis de aquel paraguas rojo volteado, en Andoain, con el cuerpo del periodista desangrado, cubierto por una sabana, en un soportal un día de mierda? Yo sí, cada vez que escribo me acuerdo de él. Cada vez que me siento a escribir un artículo me acuerdo de que el jefe del partido de la eta, Otegi, con el que negocia Txibite, dijo de ese asesinato que, abro comillas, eta pone sobre la mesa el papel de los medios de comunicación y de determinados profesionales de los mismos que, a su juicio, plantean una estrategia informativa de manipulación y de guerra en el conflicto entre Euskal Herria y el Estado, cierro comillas.

Folios contra pistolas, esa guerra tuvimos... y Txibite no ha elegido el bando de los folios. El muerto al hoyo y la viva al bollo.

¿Cuántos socialistas honorables que no querían pactar con eta tuvo que matar eta para que corriera el escalafón hasta llegar a estos miserables socialistas que hay hoy, que negocian con el partido de la eta hasta los presupuestos de Navarra? Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Txibite, de risas con el partido de la eta