• viernes, 09 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00

Opinión / A mí no me líe

Cómo no va a existir España

Por Javier Ancín 08 agosto, 2022 - 10:36

"El absurdo en España es al contrario, cuanto más quieren todos diluirla, que desaparezca, más existe. Es la fuerza de la destrucción planificada por las élites de donde nace su resistente".

Javier Ancin
Javier Ancin

No se a dónde vamos. No vamos quizás a ningún lado. Estoy convencido de que, en realidad, ese quizás sobra. No vamos a ningún lado de forma real, verdadera. La vida es eso absurdo que queda entre los ratos que nos dan tregua los hospitales, las enfermedades, las desgracias y las muertes. Es la idea que me va quedando de la lectura de Aniquilación de Houellebecq.

Leer a este francés es avivar la hoguera siempre latente de la crisis existencial. Al final de la vida no hay un podio donde te pongan una medalla o una nota, ha sacado usted un 7,78. ¿Y? Ya estoy muerto, ¿de qué me sirve esta medalla de plata que algunos creen que les colgarán del cuello cuando casquen, porque es la que merecen?

E incluso peor, morir sin estar satisfecho. He hecho todo lo que se esperaba de mí, quizás me merezca la de oro... y expiró, para siempre, encima dolido porque no la había conseguido y tuvo que conformarse en su lecho del dolor con una absurda medalla de subcampeón.

El caso es que azuzado por mi angustia, cogí el coche y decidí pasar la tarde con los franceses. Si uno de ellos me ha vuelto a poner frente a este pensamiento, que me aguanten ellos las neuras.

Francia es un país absurdo, cada vez intenta serlo más, han vuelto hasta los gendarmes a darte la bienvenida en la frontera, pero cada vez está peor dibujado. El absurdo en España es al contrario, cuanto más quieren todos diluirla, que desaparezca, más existe. Es la fuerza de la destrucción planificada por las élites de donde nace su resistente. Abracémonos los desamparados, refugiémonos en un concepto que ya nadie quiere defender, que en algún lado hay que estar, y este, no es el peor de todos. Al contrario, nadie te da la chapa para que existas, que todos te dicen que no existes.

Solidaridad entre zarandeados, eso es España, por eso no consiguen destruirla del todo, todos. ¿Dónde íbamos a ir tantos que no tenemos dónde ir, porque jamás nos pondríamos bajo el paraguas de esas élites que necesitan inventarse su propio país para seguir siendo élite? Mejor que no lo entiendan, así siempre nos quedará un espacio en este caos a los que no ostentamos pedigrí ninguno... ni ganas de tenerlo. Siempre tendremos una isla Tortuga de la hermandad, donde los desamparados nos damos amparo.

¿Cómo no vas a querer pertenecer a un país al que ya ninguna élite quiere pertenecer? Por eso no entienden que en esta nave de los locos cada vez se enrole más gente anónima, más ciudadanos solitarios, y se hagan llamar españoles porque de todos los buques que existen, aquí es donde menos te dan la chapa para serlo, que lo que quieren es precisamente lo contrario, que dejes de ser, que dejes de existir. Todos.

Pues ahora, por mis cojones que menos voy a querer bajarme de este galeón de Willy el tuerto, que pese a todo el trapo agujereado que posee, surca el horizonte a una velocidad misteriosamente alta, protegiendo los muelles de Goon.

Entonces me acordé de una cosa, que los Goonies nunca dicen muerto. Quizás por eso, unos cuantos cofrades de este sinsentido aún sigamos vivos. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cómo no va a existir España