• lunes, 05 de diciembre de 2022
  • Actualizado 13:02

Opinión / A mí no me líe

A Chivite no le gustan los trabajadores de Navarra.com

Por Javier Ancín 25 julio, 2022 - 10:43

Negándose a contestar a este medio de comunicación de Navarra, Txibite atenta contra el derecho a la información de decenas de miles de navarros que nos leen y agrede el derecho a ejercer su trabajo a una periodista. 

María Chivite responde a los medios de comunicación de su agrado. ARCHIVO / IRAITZ IRIARTE

Ni en verano se relaja, colega. Malo. Está nerviosa Txibite. Ella sabrá por qué. Ni en fiestas se destensa. Aprieta mandíbula y con ese rictus de no haber dormido bien desde hace décadas, de no consumir, como en aquel mítico anunció de la tele, los gramos de fibra necesaria para el correcto circular por la vida, te desprecia. 

Te desprecia desde su poder, que es el más nauseabundo de los desprecios, el desprecio del superior con el subordinado, del que manda con el que obedece, del de arriba con el de abajo, porque sabes que no te puede mandar a la mierda desde el mismo nivel. No jugáis en el mismo plano, lo sabe y actúa incidiendo en ello: tú te callas que aquí mando yo, la presidente de Navarra.

Txibite no es que sea un cargo público, que ya sería grave, es que es la presidenta de, se supone, todos los navarros. De las navarras también, como esa joven periodista de esta casa que quiso preguntarle sobre las fiestas de Tudela, el cohete, cosas así, ambiente distendido, festivo, alegre... y se negó. No quiso bajar de su pedestal a contestarle dejando claro que lo hacía porque trabajaba en este medio. Desde su cielo, señalándole con el dedo a esa trabajadora, le despreció con todo el poder de su cargo, para que lo viera el mundo entero.

¿Una presidenta del gobierno puede negarse a contestar a un medio de comunicación? Poder ya vemos que puede pero como con tantas cosas que suceden con este gobierno, no debería poder hacerlo. 

Negándose a contestar a este medio de comunicación de Navarra, actuando de esta forma despótica, Txibite ataca frontalmente al menos dos derechos. Atenta contra el derecho a la información de decenas de miles de navarros que nos leen y agrede el derecho a ejercer su trabajo a una periodista

Cuando eres presidenta del gobierno y lo que ves son enemigos que te preguntan, no a trabajadores realizando su trabajo detrás de una cámara, una grabadora o un bolígrafo, es que has perdido definitivamente el norte, la chaveta, la dignidad, alejándote de lo real, atrincherándote en tu paranoia de una forma preocupante.

No te permite que hagas tu trabajo por el que has sido contratada por este medio y te lo dice, para que no haya duda, para que lo sepas. No te permite que hagas tu trabajo, poniendo en riesgo tu sueldo, pero para cobrarte impuestos por ese derecho al trabajo que te niega, para eso, sí que no tiene problema Txibite como presidenta del gobierno. 

Te cobro porque en mis manos está la Hacienda Foral por algo que no te dejo hacer, que es trabajar. 

Además de todas las consideraciones morales y éticas que se puedan hacer de este caso, esta del dinero es definitiva. Txibite debería contestar siempre a esa trabajadora porque ella sí que cobra de esa periodista, que su sueldo como presidenta del gobierno de Navarra sale de los impuestos que pagamos todos. 

Ojalá la asalariada pudiera negarse a seguir pagándole el sueldo pero quiera o no, tiene que seguir haciéndolo porque Txibite, como presidenta del gobierno, no por ser Txibite, le cobra obligatoriamente los impuestos para ello. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
A Chivite no le gustan los trabajadores de Navarra.com