Opinión / A mí no me líe

¿Por qué pierde el tiempo Txibite cerrando Navarra?

Por Javier Ancín 21 octubre, 2020 - 9:15

Confinar perimetralmente Navarra es, para los navarros, una sandez. Si alguien no quiere que entremos en su casa que nos cierre él la puerta.

La presidenta del gobierno, María chivite, junto al portavoz del PSN Ramón Alzorriz en el pleno del parlamento. MIGUEL OSÉS
La presidenta del gobierno, María chivite, junto al portavoz del PSN Ramón Alzorriz en el pleno del parlamento. MIGUEL OSÉS

Se veía venir... cualquier boutade que imagines la realidad te la devuelve aún más embrutecida, funcionarialmente prosaica, carente de todo matiz artístico, gris como un formulario gris de la gris administración al que, además, le va cayendo el tampón entintado del sello oficial oscuro como sopapos en la cara les gustaría darte a ti. 

Al lío, que aquí no hemos venido a hacer literatura. En esta vida de píxel impreso, si vives en Pamplona, no te cuenta si tienes que escribirla,  ya solo estamos para deprimirnos. 

El caso es que fue tocar el chistu Urkullu y aquello que imaginamos la semana pasada como una exageración, que el PNV nos confinara, venírsenos encima como una galerna.

Fue insinuarlo la ultraderecha aberchándal del PNV y a la sargenta txuskera de Txibite le faltó tiempo para encerrarnos en el perímetro de Navarra. 

Fue decir desde Bilbao que los navarros les infectábamos a los vascos y Txibite le quitó el problema al peneuve de forma radical. Cerrada Navarra. A tomar por saco. Al zulo.

¿Tiene algún sentido sanitario para los navarros que podamos coger el coche e irnos desde Pamplona a Tudela, desde Viana al Roncal, desde Vera de Bidasoa a Cortes pero no podamos ir a comer pinchos a San Sebastián? Ninguno. 

Txibite hace mucho que no actúa como presidenta de Navarra. En concreto, con esta medida, que a nosotros ni nos va ni nos viene ni va a evitar ningún contagio entre navarros, Txibite ha actuado como una presidenta de fuera, como el brazo ejecutor de los deseos verbalizados del PNV: que no se acerque ni un navarro, que contagian. Pueden ustedes cocerse en virus dentro de la comunidad foral por donde quieran, sin restricciones, pero no se les ocurra cruzar a nuestro jardín de Albia, que nos manchan.

Pues muy bien, esa es mi Txibite, siempre trabajando para el vecino. Perdiendo el tiempo en contentarlo en vez de dedicarse a cosas útiles para los navarros, las que sean, que para eso le pagamos nosotros y, se supone, no ellos. 

Confinar perimetralmente Navarra es, para los navarros, una sandez. Si alguien no quiere que entremos en su casa que nos cierre él la puerta, que no llame a la chica de los recados para que le haga el trabajo sucio. Es decir... ni una patrulla de los forales tendría que impedírnoslo, si quieren que no vayamos a comer pinchos a San Sebastián, que se ocupen los txarainas, es decir, que paguen el dispositivo ellos desde su territorio. 

A nosotros en estos momentos en los que estamos en un pozal de coronavirus nos importa bien poco para nuestra salud si Navarra está cerrada o abierta, nos resulta indiferente si vienen o vamos... no van a bajar los casos por ir a ver la ría de Bilbao ni van a aumentar porque nos visiten de zonas con una incidencia de la enfermedad dos o tres veces menor que la nuestra. ¿Para qué perder el tiempo entonces desde el gobierno de Navarra en impedir que salgamos más allá de la muga de nuestro territorio? Porque lo ha ordenado Urkullu. No hay más.

Ah, y cierran los bares... así, de sopetón, sin pensar un poco, sin más. A lo burro. Esta es la otra medida estrella de Txibite, como si los bares y restaurantes fueran el problema, que hasta el ministerio de sanidad de su partido, en las estadísticas que facilita, quedan como un lugar de contagio residual.

Todos los bares menos el del parlamento de Navarra, supongo. En cualquier caso, esté abierto o cerrado el de esa santa institución, sabe en qué lugar guardan la llave. Coronalzórriz puede respirar aliviado, ya tiene donde seguir echándose sus cacharricos lejos de miradas indiscretas. Aunque con lo que es, capaz de subirlo a Instagram. Aquí, sufriendo. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Por qué pierde el tiempo Txibite cerrando Navarra?