• viernes, 02 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00

Opinión / A mí no me líe

Chivite cobra para que los aberchándales hundan Navarra

Por Javier Ancín 28 octubre, 2022 - 10:48

Que ya lo dijo Shakespeare: Navarra será el asombro del mundo... por lo gilipollas que somos al mantener a los aberchándales vascongados a los mandos de nuestra economía.

Que los aberchándales odian Navarra se sabía de antiguo. Hace tiempo que se ha sumado a ese carro del odio el PSOE, que es quien les deja mandar, quien forma ese gobierno que nos está desangrando vivos... casi muertos ya, a toda Navarra.

Ellos trabajan en nuestro solar para elevar la gloria de Euskadi. Es decir, manejan aquí la economía con manos de matarife, retorciéndole el cuello para ahogarla, para que no les hagamos competencia al otro lado de la muga, que es lo que más les importa de todo este trile que es la política identitaria sentimental que han conseguido inocular en Navarra.

Txibite que solo es la chica de los recados de Bilbao y de Sánchez, no es que les deje hacer, es que son ellos los que le dejan a ella creer que es presidenta de algo, sentada en su sillón sin más quehacer que poner la cara a las decisiones que pactan los aberchándales con el PSOE en algún punto medio entre Moncloa y, como curiosamente las llama el abuelo Otegi, las Vascongadas.

Tú finge cara de presidenta, para eso cobras una pasta, no lo olvides jamás. Mueve papeles ruidosamente como si estuvieras haciendo algo, resopla incluso para darle dramatismo a tu interpretación, insulta a la oposición, maltrátala, Coronalzórriz mediante -ese jicho con modales de poder cruzarse España conectándosele en el móvil automáticamente el wifi de todos los garitos que haya en la ruta-, lo que quieras, eso nos da igual, pero no te olvides en cada momento de que eres la Wenceslao del chiste, la que se pone así, la que no pinta nada en este asunto. Aquí en Navarra no tienes ninguna capacidad de decisión. Tú solo abres el correo matutino y aplicas lo que ahí te manda Sánchez desde Ferraz, que previamente habrá pactado con el aberchandalato del otro lado de la muga, unas veces con el partido de la eta, otras veces con los que recogen sus nueces viscosas de sangre de la eta y muchas otras con los dos a la vez.

Navarra, para el PSOE, es un peón de ajedrez que mueve por el tablero, sacrificándolo sistemáticamente en cada partida para que no le coman otras piezas de mayor rango. Dicho de otra forma, el tonto útil que recibe siempre la hostia para que no la reciba quien detrás de él se parapeta. La Navarra de Txibite es el Kenny de South Park que matan en cada capítulo para que Sánchez no pierda el avión privado y las vacaciones en Doñana.

Imagínate que pudiéramos los navarros controlar la economía de La Rioja o de Aragón, por poner a dos de nuestros vecinos. ¿Qué haríamos, beneficiarlos a ellos a costa de nuestras ganancias o intentar ponerles palos en la rueda para que Navarra siempre flotara más rica por encima de esas dos comunidades? Pues eso pasa en Navarra, la economía se fija desde fuera de aquí, y pudiendo competir con el País Vasco y ya no te digo con el resto de España mediante la política fiscal para atraer empresas, las perdemos. Se van, nos dejan, huyen... y una vez más queda demostrado.

Que Navarra pudiendo ser un paraíso fiscal dentro de España, como lo es la Comunidad Autónoma Vasca, haya decidido ser lo contrario, un infierno impositivo para las empresas que son las que crean riqueza porque son las que crean empleo en una región, solo responde a que a nuestros hermanos aberchándales no les interesa que les hagamos sombra; por eso pasa lo que pasa, que Navarra es la Autonomía que más empresas se le han ido a otras Comunidades en lo que va de 2022.

Que ya lo dijo Shakespeare: Navarra será el asombro del mundo... por lo gilipollas que somos al mantener a los aberchándales vascongados a los mandos de nuestra economía. Y no aprendemos. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite cobra para que los aberchándales hundan Navarra