• sábado, 26 de noviembre de 2022
  • Actualizado 20:11

Opinión / A mí no me líe

Beltza (negro), vete a tu país

Por Javier Ancín 17 octubre, 2022 - 10:11

Nos provocó... llevan media semana intentando cargar la culpa sobre la víctima, nada nuevo en el mundo aberchándal. Ellos nunca son responsables de ninguna de sus acciones.

El mundo de las justificaciones siempre me ha fascinado. Los 'es que', los 'creí que'. Los creíques y los penseques que decía un jefe que tuve cuando, en la reunión matinal con el equipo, alguno trataba de justificar que no tuviera hecho el trabajo de ayer. El 'profesor, no tengo los deberes hechos porque me los ha comido el perro'.

Siempre colocar el foco del error, del delito incluso, fuera de uno. A mí no me mire, yo no tengo la culpa, yo solo pasaba por aquí, soy solo un peón de una broma cósmica, el figurante de una una obra de teatro bufa en el espacio. Yo no puedo ser el responsable porque no escribo el guión, solo estoy obligado por fuerzas ajenas a mí a interpretarlo.

Generalmente las justificaciones son divertidas, en el mundo del fútbol abundan, como la vez que Guti, aquel jugador del Madrid tan talentoso como disperso, llegó tarde a un entrenamiento y su justificación fue que habían cambiado la hora... cuando si eso hubiera sido cierto más que con retraso, habría llegado sesenta minutos antes.

O en El Sadar, después de sacar el Barcelona un mal resultado, unos de sus jugadores trató de justificarse diciendo que en la segunda parte el césped del campo de Osasuna estaba alto... como si hubiera crecido en quince minutos por arte de magia para impedirles desplegar su juego de toque.

Pero también hay justificaciones que son menos humoristas, más chabacanas, mucho más, valga la redundancia, injustificables.

El "es que nos provocó" siempre me ha parecido el intento de justificación de un acto delictivo más vago, no por difuso, sino por zángano.

¿Qué es provocar? Todo puede ser una provocación... es decir, nada lo es. La provocación, si la encajamos en el esquema comunicativo clásico, nunca está en el emisor sino en el receptor. El emisor nunca provoca, es el emisor quien se siente provocado. Intentar justificar una reacción como inevitable por un estímulo previo es absurdo. Al final siempre es uno quien decide, el ser humano siempre tiene esa libertad, nada está escrito a priori. Tú ves una bici sin candar por la calle o un móvil olvidado en un banco o una cartera tirada en el suelo, tres circunstancias bien provocativas, y si decides llevártela no es porque las cosas te obliguen a ser robadas sino porque libremente tomas esa decisión. 

El clásico es que llevaba minifalda, o escote, iba provocando, normal que la violen. Si las provocaciones , en este caso sexuales, fueran una justificación real de un acto, lo que lo convirtiera en inevitable, si de verdad no fuéramos libres para tomar nuestras decisiones, en las playas nudistas las violaciones se multiplicarían por mil porque del primero al último van desnudos, es decir, provocando de forma superlativa. Pero todos sabemos que no es así, que si decides ser un violador no es porque te provoquen. La víctima no tiene nada que ver en la decisión que tomas, esa decisión es exclusivamente tuya.

Le llamamos "beltza (negro), vete a tu país" pero no porque seamos unos racistas, sino porque nos provocó. Intentamos romperte la cara, linchándolo en manada, pero no porque seamos unos violentos, sino porque nos provocó.

Nos provocó... llevan media semana intentando cargar la culpa sobre la víctima, nada nuevo en el mundo aberchándal. Ellos nunca son responsables de ninguna de sus acciones. No somos responsables de nuestros actos, quieren decirte, como si nuestros actos no fueran libres, como si nuestros actos estuvieran obligados por el otro. Yo no le pegué, es el otro el que me obligó con su actitud provocadora a pegarle. Si no me hubiera provocado seguiría vivo, señor juez, yo no he hecho nada malo asesinándolo. ¿La supuesta provocación por la que fue agredido era delito? No, ni eso pueden usar como justificación.

La provocación no ya sólo como atenuante sino como eximente... Siéntete provocado y podrás saltarte todas las leyes. Siéntete provocado y serás el rey del universo irreal y paranoico en el que has decidido vivir. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Beltza (negro), vete a tu país