• viernes, 19 de agosto de 2022
  • Actualizado 20:58

Opinión / A mí no me líe

La basura del partido de la eta

Por Javier Ancín 27 abril, 2022 - 9:52

El servicio de recogida de basuras en Pamplona funcionaba perfectamente hasta que los satélites del partido de la eta se han gastado millones de euros en cambiarlo.

Algún día alguien nos tendrá que explicar la obsesión del partido de la eta -y satélites- por controlar el tema de las basuras.

Si has visto Los Soprano ya sabes por dónde pueden ir los tiros. O si has leído Ll Gomorra de Saviano, donde la mafia hace negocio gestionando a su aire la mierda de Nápoles, también. Y si estuviste atento a aquella legislatura donde el partido de la eta gobernó Guipuchiland, en la que se paralizó la creación una incineradora de residuos, generando millones de euros en indemnizaciones a las constructoras por no construir nada, ni te cuento. 

Por no hablar del vertedero de Zaldívar, que bueno, nunca sabremos, hasta un muerto ha desaparecido para siempre sin que ocurra nada, silencio, como eternamente pasa en estas zonas gobernadas por los aberchándales. ¿Qué venenos guardaba ese vertedero y por qué? ¿Se llegó a filtrar residuos altamente tóxicos a la red de aguas de Eibar? ¿Habrá contaminado el subsuelo para siempre lo que allí había embalsado? Ni idea. Aquí no ha pasado nada. Todo está en orden. Calla, español, deja de atacar a Euskkkalerría con tus preguntas.

La basura por una cosa o por otra siempre acaba dando mucho dinero, sobre todo para los de siempre. 

Y como no podía ser de otra forma, tras el regalo del control de Mancomunidad de los socialistas al partido de la eta -pero no creáis que es porque tengan un pacto, que no lo tienen, fachitas-, la obsesión por meter las manos hasta los codos en los desperdicios por parte de los aberchándales, se ha extendido también a Pamplona, más Irroña que nunca.

El servicio de recogida de basuras en Pamplona funcionaba perfectamente hasta que los satélites del partido de la eta se han gastado millones de euros en cambiarlo. Nadie sabe por qué (en realidad todos lo sabemos) han decidido instalar un sistema para controlar cuándo abrimos el contenedor con una tarjeta o directamente con tu propio móvil.

Como ceder datos personales a esta gentuza, hábitos de uso y consumo, por ejemplo -no pasa nada, te dicen, cada vez voy a tener más datos de ti, ahora hasta cuándo y cómo bajas las basuras al contenedor, pero no es para nada, mal pensado-, a la gente le produce escalofríos porque ya sabemos cómo se las gastan, ha empezado a ocurrir lo que tenía que ocurrir, que en algunas calles, tampoco muchas, la docilidad de la sociedad ya hemos comprobado esta pandemia que es sorprendente alta, se han empezado a sublevar. Montoneras de bolsas se apilan junto al contenedor porque el personal pasa de que le espíen. 

Todo lo que rodea a este tema de la nueva gestión de residuos es un sinsentido. Un emigrante ilegal puede hacer uso de la sanidad pública y universal, por ejemplo, ir a un hospital y ser atendido sin más identificación, pero no puede hacer uso de los contenedores de basura, al no poder abrirlos, porque están fiscalizados de forma particular, cada uno con su tarjeta privada, cada uno con su aplicación del móvil y para qué... ah, a saber, pero lo que tengo claro es que nadie se toma la molestia en almacenar cientos de miles de datos para nada. 

Cuando se descubra el pastel, que nada tiene que ver con el medio ambiente, que no te engañen, que aquí no se controlan las basuras sino el modo y la periodicidad de abertura de los contenedores por cada habitante de Pamplona, será demasiado tarde para la libertad del ciudadano. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La basura del partido de la eta