• lunes, 24 de enero de 2022
  • Actualizado 07:11

 

 
 

Opinión / A mí no me líe

¿Armando Cuenca, estás ahí?

Por Javier Ancín 09 julio, 2018 - 19:13

Estoy preocupado. Día 9 y aún no sé nada de Armando Cuenca.

El concejal de Movilidad, Armando Cuenca
El exconcejal de Movilidad, Armando Cuenca.

¿Alguien ha visto a Armando? ¿Su sentido arácnido le habrá hecho trepar a algún cargo mejor, es decir, aún mejor remunerado que el de concejal, ahora que el alcalde lo ha lanzado por la ventana, como un cohete, cruzando toda la plaza consistorial?

¿Estará supervisando la barra de su bar, como buen empresario capitalista preocupado por la marcha de su negocio? Los sanfermines ya sabemos que están hechos para que se forren todos los comunistas, anarquistas, anticapitalistas... y poco más. La de barras que hay por lo viejo de gente que desprecia el dinero mientras no sea el que ganan ellos, a puños llenos y en alto. En pie, obesa legión. Y con puro.

No hay como llamarse anticapitalista para montarte un negocio en sanfermines sin licencia, sin pagar impuestos, sin supervisión alguna de sanidad... y, ¡tócate los cojones, Joseba Andoni, hasta con el local cedido por el ayuntamiento a fondo perdido! La Navarreria, por ejemplo, se ha vuelto un poco eso, el reino de la competencia desleal y la jungla euskoneonuevoliberal salvaje y salvaja.

Ahora que Urkullu manda aquí por completo -con la testaferro de Barkos mediante-, podrían abrir sucursal en Irroña los jesuitas peneuveros de Deusto, y ofertar las prácticas de un master en economía de ganar muchos duros y pagar poco impuestos y llamarte social.

A ver si pensáis que lo de declararle la guerra a la Universidad de Navarra es por ser católica. Je. Es por el apellido... de Navarra, pardillos. Lo navarro no cotiza en su bolsa. Lo navarro lo tienen en concurso de acreedores y si alguna vez cotizara en alza, sería por el barrio donostiarra, que casi mejor que no porque Navarra es Navarra.

El nacionalismo vasco, todos, en el fondo, son unos kapillitas y unos kofrades, pero de su iglesia. Gure iglesia, cabentxotx. Kristo es vasco porque cena con pan y vino como Dios manda. En fin, que me desvío.

¿Estará ocupado Cuenca, subido sobre una barca de fruta dada la vuelta, propagando entre los pamploneses y visitantes las bondades de su amabilización bicicletera, es decir, de pedal en pedal sanferminero, gritando como un loco, yo soy el creador de este vaso, yo soy el puto creador de este vaso que vacío en dos tragos y cuatro mononucleosis?

Ahora que lo pienso, tiene cojones, la fama de borrachos la tendremos otros, que sí, pero el que va a pasar a la historia de esta ciudad por los vasos troteros calimocheros de los sanfermines y por los pedales es él.

Si alguien lo ve, por favor, díganle que le estoy buscando, para saber si está bien y de paso, también para gritarle lo que les gritábamos, con veinte años, a los de los bares el día 14, después de dilapidar la paga sanferminera en cervezas y cubatas: putos cabrones, con nuestro dinero, os vais de vacaciones.

Hala, ya llega la villavesa, ojalá estuviera aún Indurain en activo para pasar estos ratos de espera en vez de escribiendo artículos en un móvil, disfrutando del villavés subiendo puertos.

Ya que nos hemos puesto nostálgicos y místicos, si Dios existiera, que no existe, el paraíso que nos tendría preparado para disfrutar sería como una eterna contrarreloj de Luxemburgo.

Me voy a los toros. Sombra, tendido del uno. Con nevera y dentro bien frío champán navarro: Un Moete. Como los señoros. A disfrutar, majos. Ya estamos de fiesta a velocidad de crucero. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Armando Cuenca, estás ahí?