• martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 13:40

 

 
 

Opinión / A mí no me líe

El alcalde Asirón nos ha traicionado

Por Javier Ancín 29 septiembre, 2017 - 10:04

Sentaos, hijos míos, vamos a contar batallitas, que aunque ya sabéis que la historia me parece un aburrimiento, a veces es necesaria dar un poco la chapa con estas cosas.

GRA243. PAMPLONA, 22/09/2017.- Parlamentarios y concejales de EH Bildu, junto a un centenar de ciudadanos, han escenificado hoy una votación en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona en apoyo al referéndum de Cataluña del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional. Entre los concentrados, que portaban una pancarta con el lema "Referéndum=democracia" y mostraban banderas esteladas, se encontraba el portavoz parlamentario de EH Bildu, Adolfo Araiz (c) y el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón (d). EFE/Jesús Diges
Asirón escenifica una votación en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona en apoyo al referéndum de Cataluña del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional. EFE/Jesús Diges.

Aunque mejor que hablar, si hay que volver al medievo, hagámoslo en condiciones. Mis mesnadas navarras, nada de sentarse, en pie, pido vuestra ayuda. ¿Quién de vosotros desea acompañarme en esta empresa arriesgada de combatir al traidor de nuestro reino, de nuestros reyes, de nuestros símbolos?

¿Quién quiere pertrecharse con ballesta, arcabuz, montura, cota de malla, espada, rulo de pelo de la abuela con globo adherido con cinta aislante a un extremo, cerbatana de boli bic con más granos de arroz que la cara de un adolescente, pistola de agua, alguna bomba fétida y megáfono sanferminero, para que se nos oiga más lejos? ¿Quién viene conmigo a guerrear contra Asiron al Stratego? Clavo aquí el pendón rojo navarro para que lo meza el viento, que lo vea todo el mundo, y que los valientes que quieran venir conmigo a defender la dignidad de nuestro reino en esta mesa camilla de operaciones tengan donde alistarse.

Al lío. Desplegad el Risk, que hoy vamos a jugar a los soldaditos.

Cuando veo a Asiron,  genuflexo frente a nuestro ayuntamiento, metiendo la carta de los Reyes Magos en una caja de esas grandes de plástico de guardar las mantas de invierno, con los colores del reino de Aragón o del condado de Cataluña, como navarro, se me abren las carnes.

Primero. ¿Qué se nos ha perdido a nosotros como navarros en Cataluña, tierra que infames vinos espumosos, eso que llaman cava, si nosotros por cuna, somos los herederos del champán francés? A ver si ahora vamos a preferir ese vino espumoso abyecto que hacen por esas tierras del Salouzado que la bebida de la dinastía de Champaña, la de nuestros Teobaldos, esos que tantas noches nos acompañaron en las emisoras del taxi que nos devolvía a casa tras las noches de juerga: Teobaldos... zona.

Un navarro es de champán por historia y sobre todo por buen gusto, dejemos el cava para mojarnos el 6 de julio y poco más. ¿Creamos un reino inmenso para terminar prefiriendo Codorniu catalán a Dom Perignon francés? ¿Estamos locos? ¡Si incluso tenemos una marca con nombre medio navarro, joder: Moete & Chandon! Defenderemos el honor de nuestras tierras navarras de Champaña por encima de cualquier brebaje. ¡Viva el Moete!

Segundo. ¿Qué hace Asiron alineado con los colores del reino de Aragón, porque le rima y le suena bien? ¿El traidor a la causa Navarra ya no se acuerda lo putas que se las hizo pasar a nuestro amado Carlos Príncipe de Viana, Juan II, su Darth Vader, Rey de Aragón, Conde de Barcelona y padre a su vez también de Fernando el Católico, marido de Isabel la ídem, que nos conquistó en 1512 con ayuda de las tropas giputxis (ya estamos todos)?

¿De verdad que el felón, que también rima con Asiron, se nos arrodilla delante de esos colores? ¡Contrafuero! Como navarro siento vergüenzas de tamaña muestra de pleitesía a ese condado de la corona maña. A galeras por Arga lo mandaba yo, remando todo el santo día del Molino de Caparroso al puente de Burlada para que purgue sus pecados antiforales. A lo mejor hasta se ponía en forma para la korrika del año que viene y nos lo agradecía.

Tercero. ¿Ahora qué pasa, que Asiron se nos ha vuelto austracista, como los catalanes? ¿Pero qué cojones nos ha traído a Navarra la casa de Austria? A ver, que me entere yo que a lo mejor me perdí esta clase en la uni por estar en el Faustino fumando y bebiendo cañas como un despreocupado. A Navarra la casa de Austria solo nos ha traído desgracias, joder.

Vayamos por partes. Epígrafe uno. Anoten, anoten niños. Carlos V, alemán y cervecero, nadie es malo al cien por cien, pero también el primer austracista, dejó que Navarra perdiera su unidad territorial al quedar desgajada la sexta merindad, la de ultrapuertos, porque pasaba mucho de aquello, que estaba muy lejos y que defender algo al otro lado de los Pirineos era muy cansado dijo. Y hala, adiós a San Juan de Pied de Port. Se nos jodieron para siempre los desayunos con macarons y cafeolés mirando al río, sobre el puente, y las meriendas de crepes con Nutella por sus calles empedradas.

Epígrafe dos. Felipe IV, otro maldito Austria, a Miguel de Iturbide, uno de los nuestros, uno de los mejores de los nuestros, cabo del Burgo de San Cernin, o sea, mi verdadero alcalde (no como Asiron, que es alcalde pero va con los malos por sistema), héroe en Flandes, en el sitio de Fuenterrabia y herido cuando fue a sofocar un revuelta en Cataluña (ejem, ejem...), cabrones. Fue recompensado por el rey bobalicón, el del labio belfo y cara de pasmado, con una ejecución en 1648 porque le echó huevos y le dijo que era un mierdas, como rey, como persona y como personaje de Alatriste, en las novelas de Pérez-Reverte. Pues nada, Asiron con la peli de Gabino Diego bajo el brazo, como un fan loco, y a Navarra que le den.

Un navarro, joder, tiene que ir con Felipe V, que para algo nosotros somos, los navarros, los que fundamos la dinastía borbónica como casa reinante, coño ya... que se nos olvida todo o no queremos saber nada, que casi es peor. A ver, sigan anotando que esto entra para examen y es muy importante. ¿Quién fue Enrique III de Navarra? Uno de nuestros reyes y primer Borbón que se sentó en un trono, que luego lo fue de Francia, inaugurando la dinastía que hasta la revolución francesa reinó en aquel país. El caso es que inoculamos ahí nuestros genes forales y luego nos los devolvieron en forma de dinastía que reina en España cuando ganamos la Guerra de Sucesión. Es decir, que mediante ese acto genético, Navarra en estos momentos es propietaria por parte de dinastía reinante, de toda España. La gran Navarra es hoy lo que llaman España. Con dos ovarios cojonudos. La de vueltas que da la vida, tú... y Asiron sin enterarse, haciendo el ridículo, rindiendo pleitesía a nuestros enemigos aliados de la casa de Austria, haciendo siempre más pequeñita e irrelevante a la capital de Navarra con cada traición que perpetra.

En fin. Navarros, a ver si echamos al alcalde austracista pronto y devolvemos la dignidad perdida a la capital del Reino, el nuestro, el de Navarra, y volvemos a hacer de Pamplona la gran capital que merece ser y no este pueblucho de cuarta en el que nos quieren convertir. ¿Comprendéis ahora por qué Asiron quiere cobraros 27€ la hora por visitar el archivo histórico y consultar las fuentes sin intermediarios batasunos?

Que no nos roben nuestra historia ni la posibilidad de conocerla. Hale, jaque mate a Asiron, mis amadas y fieles mesnadas, rompan filas y dispérsense, que aquí ya hemos acabado por hoy y hay bares que llenar para tomar el vermú. ¡Infanzones, viva Navarra! Otro día seguimos con las batallitas. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El alcalde Asirón nos ha traicionado