Opinión / A mí no me líe

Aberchándales de Navarra, el PNV no os quiere

Por Javier Ancín 02 octubre, 2020 - 9:39

Es curioso como ni Podemos ni nadie de mi izquierdita no tiene problema alguno de, en Navarra, por ejemplo, ser hasta socio de gobierno con esa derecha capitalista que es el nacionalismo vasco. 

El lehendakari, Iñigo Urkullu, y la presidenta de Navarra, María Chivite, en el Parlamento de la Comunidad Foral. ARCHIVO
El lehendakari, Iñigo Urkullu, y la presidenta de Navarra, María Chivite, en el Parlamento de la Comunidad Foral. ARCHIVO

Vamos a contárselo una vez más a los aberchándales de Navarra, aprovechando que la guipuzcoana CAF ha decidido cerrar Trenasa, la empresa que tiene en Castejón.

Por cierto, hasta donde yo conozco, la empresa madre de Beasain esta participada por el gobierno vasco y por el PNV, claro, que allí no hay nada que no esté participado por el PNV. En el País Vasco no es que tengan puertas giratorias, allí todo es diáfano, no hay límites, no hay tabiques y por lo tanto, tampoco hay puertas.

La vicelendakari con Ibarretxe, Idoia Zenarruzabeitia, es consejera de CAF en representación de Kutxabank, dos empresas por el precio de una. Euskadi es una comunidad autónoma dentro del PNV que aspira a ser un país con estado propio dentro del PNV.

Resumiendo, el PNV es una corporación bestial de empresas levantada y sostenida sobre los hombros de unos pobres pringados follaovejas eso sí, latxas, que creen que esto va de que son diferentes y tal. Je..

Es curioso como únicamente porque ese partido es antiespañol, Pablo Iglesias ni Podemos ni nadie de mi izquierdita, no es solo que no denuncie esa concentración acojonante de poder económico que es el nacionalismo vasco sino que no tiene problema alguno de, en Navarra, por ejemplo, ser hasta socio de gobierno con esa derecha capitalista.

Pero volvamos a Navarra. Hace unos meses se va Gamesa -con sede central en Zamudio, Vizcaya- de Aoiz, ahora CAF -de Guipuchiland- le deja sin la fábrica de trenes a Castejón. ¿Y Txibite? Ni idea... lanzando a Coronalzorriz, ese zote con aspecto y discurso de cenicero de bingo, contra la oposición en el parlamento, mientras ella y su silencio se postulan para premio Sabino Arana 2020.

Es decir, el día que los navarros aberchándales descubran que para los nacionalistas vascos ellos no son vascos sino naburros, que traducido del euskera baturra quiere decir que si tienen que salvar puestos de trabajo en Navarra o en el País Vasco nunca elegirán los de Navarra en primer lugar, les explota la cabeza, incluso puede que echen a gorrazos a Txibite del palacio de la diputación, por ir con el enemigo.

A ver, gilipollikas míos... el nacionalismo vasco mira por lo vasco, no por lo navarro. Cuanto antes lo entendáis, mejor nos irá a todos. Que si mirara por lo navarro, ya habría hecho de Alsasua y alrededores, por poner uno que se cree descendiente directo de la pata de Arzallus, el pueblo más industrial y rico de Navarra, la Silicon Valley de Euskkkalerria, peeeero ¿no hace falta que os diga los niveles de paro que hay la Barranca, verdad? Pues eso.

Es más, ¿ha trasladado el PNV la sede de alguna joyita de empresa vasca a Navarra para ‘hacer Euskkkalerría’? Ez.

¿Alguna vez se ha hablado por parte del nacionalismo vasco de ceder Fuenterrabia y darnos puerto marítimo para facilitar nuestro comercio con el mundo y así ‘hacer Euskkkalerria’? Más ez.

Lo llevo diciendo años, clamando en el desierto mental aberchándal una y otra vez. El proyecto que tienen para nosotros los señoros de Sabin Etxea es convertir Navarra en una reserva euskoindia, ponernos con chapela, pantalón de faena azul mahón, albarcas y hacer de esto un Port Aventura de lo folklóriko txoni para las visitas.

Mirad, nuestro hecho diferencial, echadles kakagüeses, que monos tocando la pandereta y el acordeón, ay... mientras luego se los llevan a Bilbao a cerrar los tratos. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Aberchándales de Navarra, el PNV no os quiere