Opinión / Periodista, escritor y comentarista político.

La vía 161

Por Isaías Lafuente 30 marzo, 2016 - 23:00

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se han reunido para explorar si es posible sacar adelante una investidura antes de volver a convocar a los ciudadanos a las urnas para ver si han cambiado de opinión desde el pasado 20 de diciembre. 

Esa alternativa sería el reconocimiento de un monumental fracaso político y aunque hubiese votantes que pasasen factura a sus elegidos cambiando su voto por el fiasco quizás el nuevo resultado, en términos aritméticos, fuese semejante al que se produjo hace 100 días y seguiríamos en un callejón sin salida.

Pablo Iglesias difundió horas antes del encuentro la dedicatoria del libro que le iba a regalar a Pedro Sánchez: "Es bueno empezar por lo que nos une". Quizás esa actitud es la que se echó en falta en el Debate de Investidura. El líder de Podemos hizo entonces una enmienda a la totalidad  al acuerdo alcanzado entre PSOE y Ciudadanos, sin discriminar analíticamente entre los dos centenares de medidas concretas cuántas podría asumir sin problemas inmediatamente, cuántas podría discutir para perfeccionarlas y cuántas serían inasumibles para la formación morada. Aunque el resultado de la investidura hubiese sido el mismo, ese discurso no hecho habría clarificado la magnitud de las distancias entre ambas formaciones.

Pero no conviene llorar por la leche derramada. Hoy la actitud de Pablo Iglesias ha sido bien distinta. Ha insistido en que prefiere la vía 161 que la vía del 131, en referencia a los diputados que apoyaron la investidura fallida de Sánchez y a los que podría reunir un nuevo intento con un acuerdo entre PSOE y Podemos. Pero ha dicho más. Ha reconocido que hay medidas concretas que comparte con Ciudadanos y que si su presencia en ese hipotético gobierno de cambio le plantea problemas a Sánchez, él está dispuesto a dar un paso atrás. No es necesario recordar declaraciones y exigencias precedentes para valorar el cambio de actitud.

Pedro Sánchez, por su parte, ha afirmado que después de la conversación cordial con Iglesias "estamos un poco más cerca de que haya un gobierno de cambio y un poco más lejos de la repetición de elecciones". Ha recordado que frente al 161 su preferencia sigue siendo la vía del 199, con Ciudadanos, pero ha dicho que la noticia hoy es que la vía de la negociación se abre entre ambas formaciones. Y sin duda lo es. Ahora queda la política y saber si lo que hoy ha sucedido es un sincero intento de desbloquear la situación o una maniobra táctica para no abordar unas nuevas elecciones con el sambenito de ser el culpable del bloqueo. El tiempo dirá.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La vía 161