Opinión /

La posible amenaza que estremece a la sociedad española

Por Gustavo Galarreta 25 junio, 2016 - 8:45

El grupo terrorista ISIS cercenó la vida de dos policías franceses en su propio domicilio y estremece otra vez a la sociedad del país vecino y a la nuestra.

Los anuncios de sembrar el miedo en el país vecino durante la celebración de la Eurocopa de fútbol por parte del ISIS han puesto en máxima alerta a todos miembros de las distintas policías francesas y de sus agencias de inteligencia que cuentan con la ayuda inestimable de otras policías como puede ser la española, pero como siempre se ha recalcado; en el ámbito de la seguridad el riesgo cero no existe y el poder controlar y analizar todo tipo de amenazas que actualmente se ciernen sobre Europa es imposible.

Desde los medios digitales de propaganda del ISIS se llamaba a todas las personas que crean en la Yihad Global que proclama el grupo terrorista a atentar con cualquier medio contra los distintos objetivos marcados por el grupo terrorista, esos objetivos van desde las infraestructuras más importantes hasta los últimos resortes de la comunidad francesa, podríamos poner como ejemplo uno de los últimos ejemplares de Dabiq que es la revista que edita y proclama el Estado Islámico fijando como objetivos desde plantas potabilizadoras hasta agentes de policía.

Cuando desde la agencias de inteligencia se intenta analizar las distintas amenazas, siempre se estudian perfiles terroristas anteriores y se realizan estudios comparativos con posibles nuevas amenazas para intentar crear un patrón de conducta que nos dé una posible previsión de objetivos a vigilar y conductas a perseguir. Pero el estado Islámico ha creado una red de captación y adoctrinamiento a través de las redes sociales e internet que hace casi imposible analizar y controlar todo lo que en esta gran aldea global se mueve en materia de radicalización yihadista.

Se dan en la actualidad dos realidades muy distintas pero igual de peligrosas en materia del perfil del terrorista que decide realizar un acto terrorista. Si nos centramos en suelo europeo, pero también se podría transpolar estas conductas a suelo norteamericano, se dan dos tipos de ataques terroristas muy definidos; el primero es la persona o grupo de personas que tras haberse sometido a una radicalización de sus ideas a través de las redes sociales e internet muchas veces en un mínimo tiempo siendo incluso hasta escasos meses, decide poner en práctica todo lo aprendido en su adoctrinamiento vía digital y sin ningún tipo de orden de ninguna organización decide por su cuenta realizar actos terroristas con los medios a su alcance muchas veces como es el último caso de la muerte de los policías de Paris con un simple cuchillo.

Puede parecer de lo más simple pero son una serie de acciones que se han repetido en suelo europeo y en suelo norte americano, como fue el atentado del 2 de diciembre del 2015 en San Bernardino (EEUU)  donde un matrimonio tras planear en secreto su acción terrorista acabaron con la vida 14  personas, tras lo cual la matriz del grupo terrorista muchas veces enterada por los medios de comunicación reivindica el atentado sabedora que tras la investigación policial saldrán a la luz todos los contactos que han tenido con páginas de radicalización yihadista, en este caso fue el ISIS quien no tardo en revindicar la matanza. El máximo exponente y el más peligroso de esta forma de acciones terroristas es el denominado “lobo solitario” quien sin tener órdenes directas y un patrón de conducta marcado por nadie, realiza un acción terrorista la cual muchas veces incluye el acabar con su propia vida, eso sí siempre intentando que tenga la mayor repercusión mediática.

El otro perfil; es el de un grupo organizado y estructurado, que sigue las ordenes de la organización terrorista y recibe la financiación en materia logística; armamento, pisos francos, transportes encubiertos y una red de colaboradores dispuestos a trabajar en la perpetración del los atentados así como una estrategia clara sobre posibles objetivos. Este tipo de grupos, subgrupos o células se encuentran siempre muy atomizados pero cuentan con un pequeño hilo de conexión entre ellos que muchas veces  ha sido la pista  por el cual las fuerzas de seguridad han conseguido desarticular y neutralizar posibles atentados. En este tipo de grupos es habitual que se excluya al perfil anterior del “lobo solitario” ya que suelen ser personas con un perfil psicológico poco estable el hace peligrar el resto del grupo y su estrategia, de este tipo  de grupos se podría poner como ejemplo los atentados del 11 de marzo del 2004 de Madrid con 191 personas asesinadas o los atentados del 13 noviembre del 2015 en Paris con 137 personas asesinadas.

Estas letras no son más que unas  líneas maestras o un pequeño esbozo de lo que es y a lo que nos enfrentamos en materia de terrorismo internacional, cuando la ciudadanía europea percibe en la calle más presencia policial no tiene que afrontar con temor las medidas tomadas por los distintos gobiernos, tiene que ser consciente en la medida de lo posible que toda acción para luchar contra el terrorismo que nos amenaza pasa por la ayuda y comprensión de la totalidad de la ciudadanía.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La posible amenaza que estremece a la sociedad española