Opinión /

El honor del Ejército y la retirada de su calle en Pamplona

Por Gustavo Galarreta 17 diciembre, 2018 - 9:17

El autor reflexiona sobre la decisión unilateral del alcalde de Bildu, Joseba Asirón, de eliminar del callejero de Pamplona la calle que reconocía al Ejército de todos. 

Avenida del Ejército en Pamplona desde su cruce con Pío XII. IÑIGO ALZUGARAY
Avenida del Ejército en Pamplona desde su cruce con Pío XII. IÑIGO ALZUGARAY

Ya es conocida por todo el mundo la decisión del Alcalde de Pamplona de cambiar el nombre de la Avenida del Ejército por el de Catalina de Foix.

Decisión tomada de forma unilateral dando muestra del talante con el que gobierna a los pamploneses. Pero me imagino que habrá sido una decisión meditada y sobre todo analizándola desde el punto de vista histórico, ya que ha elegido para el cambio el nombre de la última Reina de Navarra. La reina  Catalina de Foix ya contaba con una calle en Pamplona, antes de que el actual alcalde fuese iluminado con esta nueva idea y cuenta con el reconocimiento y respeto de todos los pamploneses y navarros, mucho antes que el alcalde usase su nombre para eliminar del callejero de Pamplona la Avenida del Ejército. Lo triste de esta decisión es que el  alcalde ha usado como excusa el nombre de Catalina de Foix por qué no tiene la valentía de decir que lo hace por qué le da la gana. 

Me imagino que el alcalde habrá pasado horas y horas investigando por qué Pamplona y casi todas las ciudades del mundo tienen una calle dedicada a su Ejército. La respuesta es fácil, por la única razón de mostrar un reconocimiento quienes a lo largo de los tiempos  han dado incluso su vida para servir a la sociedad.

En esa investigación se habrá topado con la figura del navarro Don Francisco Espoz Ilundain (Espoz y Mina) General del ejército combatiente contra los franceses en la guerra de la Independencia contra los franceses y de grato recuerdo para las localidades de Sangüesa y Tafalla, donde logró importantísimas victoria para España, también con la figura de Don Francisco Javier Girón y Ezpeleta (Duque de Ahumada) pamplonés Oficial del Ejército y fundador de la Guardia Civil que lleva más de 175 velando por la seguridad de todos los navarros. 

Buceando en la historia que une a Pamplona con el Ejército habrá visto como el Oficial del Ejercito Don Miguel Javier Urmeneta Ajarte fue alcalde de Pamplona y académico de Euskaltzandia. El alcalde recordará sin necesidad de consultar ningún libro la figura del navarro Don Francisco Casanova Vicente, Sub Teniente del Ejército asesinado por la banda terrorista ETA en el año 2000.

Estos son solo unos pocos ejemplos de la ligazón que durante siglos la capital de todos los navarros ha tenido con el Ejercito. Pero la ignorancia de la toma de decisiones como la de quitar el nombre a una Avenida como la del Ejercito, es que ese nombre se refiere al Ejército de todos los tiempos; a los que dieron su vida hace siglos, a los que cometieron aciertos y errores, a los soldados que sin dudarlo formaron parte del Ejercito de la Reina Catalina de Foix, a quienes defendieron la Republica, a los soldados que en este siglo XXI son una de las instituciones más reconocidas por la sociedad, muy al contrario de la clase política.

El nombre de la Avenida del Ejército hace honor a todos a aquellos hombres y mujeres que lucharon sin odiar a quien tenían delante pero amaban todo lo que tenían detrás.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El honor del Ejército y la retirada de su calle en Pamplona