Opinión /

Honor y conciencia en los políticos

Por Gustavo Galarreta 02 junio, 2019 - 11:32

El autor se pregunta si en estos tiempos de pactos y acuerdos, los cargos electos tendrán conciencia y honor a la hora de dialogar.

Recuento de las papeletas de las elecciones del superdomingo donde concurren las europeas, municipales y europeas. MIGUEL OSES
Recuento de las papeletas de las elecciones del superdomingo donde concurren las europeas, municipales y europeas. MIGUEL OSES

Una vez terminadas las elecciones, se nos dibuja un futuro incierto. Es tiempo de pactos, es tiempo de acuerdos. Los políticos que en pocos días tomaran posesión de sus cargos lo harán prometiendo o jurando su cargo, aunque hubo un tiempo en el que esa toma de posesión se realizaba jurando o prometiendo por su conciencia y honor.

Ahora es tiempo de ser consciente, sentarse con tu rival político y hablar de los programas electorales de cada uno. Han pasado unos días y ya nadie habla de lo que pusieron negro sobre blanco en sus programas, que rubricaron en un documento como carta de presentación ante los electores.

Es tiempo de honor, de mirar a los ojos de sus votantes y ser consciente, así como consecuente con lo que escribieron en sus programas. Es hora de poner cada uno de su lado y saber ceder para ganar todos, pero sobre todo, es hora de saber de dónde viene cada uno, respetando siempre la voluntad de los votantes.

Nuestros políticos deberán tener conciencia y honor a la hora de dialogar y, posteriormente, tomar posesión de sus cargos. Pero la política actual se rige por otros parámetros, como son la inmediatez y la geometría variable, que han sustituido a la conciencia de cada político.

La conciencia es el conocimiento que el ser humano tiene de su propia existencia, de sus estados, pero sobre todo, de sus actos, por los que la historia los juzgará posteriormente.

Parece que la palabra honor en estos momentos es una palabra que está en desuso en algunos sectores de la sociedad, pero pocas cosas deberían tener más peso para una persona que se ha postulado a un cargo público con el fin de servir a todos los ciudadanos. Hablo del honor como cualidad moral que impulsa a una persona a actuar rectamente, cumpliendo su deber y de acuerdo con la moral.

Conciencia y honor como máxima política. Esas dos palabras engloban todo lo que la sociedad espera de un político, pero ahora mismo, la sociedad navarra espera la formación de nuestro gobierno y nuestros ayuntamientos preguntándose: ¿estarán nuestros políticos a la altura de lo que esta sociedad demanda?


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Honor y conciencia en los políticos