Opinión /

Europa y la alerta antiterrorista

Por Gustavo Galarreta 04 junio, 2017 - 12:00

El último atentado en London Bridge ha tenido lugar mientras Reino Unido se encuentra en el estado crítico de alerta terrorista tras los últimos ataques recibidos.

Atropello en el puente de Londres, London Bridge. EE
Atropello en el puente de Londres, London Bridge. EE

Todavía con la ciudadanía europea conmocionada por el atentado de Manchester y más aún cuando se van conociendo los detalles de la preparación del atentado, la elección del lugar, así como que el objetivo eran los más jóvenes, este sábado por la noche un nuevo ataque terrorista ha sacudido Reino Unido y su capital, Londres, con un atropello masivo en London Bridge y apuñalamientos en una zona de ocio.

Ante los últimos acontecimientos, el Ministerio de Interior convocó el jueves pasado a la Comisión de Evaluación de la Alerta Terrorista para analizar la actualidad de la lucha antiterrorista, dicha comisión la forman: Guardia Civil, Policía Nacional y el Centro Nacional de Inteligencia, que esta vez han estado acompañados como en otras ocasiones por representantes de la Ertzaintza y de los Mossos d' Esquadra así como del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (servicio del Ejercito que por primera vez está representado en la citada comisión), en su faceta de encargado de analizar situaciones internacionales susceptibles de generar crisis que afecten a la defensa nacional y de prestar el apoyo necesario al gobierno en materia de inteligencia dado el carácter internacional de nuestros ejércitos.

De este tipo de reuniones es de donde emana la adecuación de los distintos niveles de alerta de nuestro país. En la actualidad nos encontramos en el nivel cuatro de alerta terrorista de los cinco que existen, este nivel cuatro equivale a un riesgo alto de atentado terrorista y lleva activado desde junio del 2015.

Otros países europeos que han sufrido recientemente el zarpazo terrorista han elevado al máximo sus niveles de alerta como es el reciente caso del Reino Unido que ha activado el estado crítico, nivel más elevado de su sistema de alertas. Francia, por ejemplo, lleva desde el año 2015 en estado de urgencia, el cual es una situación extraordinaria que fue aplicada después de la ola de atentados de ese año. En el país galo, a esa situación de urgencia se le suman el dispositivo VIGIPIRATE que es la adopción de medidas excepcionales en materia de seguridad y la operación CENTINEL que suma 10.000 efectivos militares a todas las fuerzas de seguridad francesas. Podríamos hablar también de Bélgica, que se encuentra en el nivel 3 de los 4 posibles o los Países Bajos que se encuentran en estado 4 de los 5 existentes.

Que todos estos distintos niveles de alerta se podrían unificar para mejorar la coordinación entre todos los países europeos es algo obvio y necesario, pero que los intereses de los países muchas veces quedan por encima del interés común es algo que vemos a diario.

En materia de seguridad común estos intereses deberían quedar fuera de las salas de reuniones del Europarlamento donde se deciden las estrategias a seguir o por lo menos se marcan las líneas maestras de la seguridad de todos los europeos. Como ya se ha comprobado en muchas ocasiones, la coordinación entre fuerzas operativas y de información de distintos países han dado unos resultados muy satisfactorios.

España desde no hace mucho cuenta con el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado “CITCO”, que es  el órgano de recepción, integración y análisis de toda la información estratégica disponible referida al terrorismo, el crimen organizado y los radicalismos violentos, elaborando inteligencia estratégica y prospectiva.

Este centro valora las amenazas permanentemente, las actualiza, propone y coordina estrategias nacionales para combatir las distintas amenazas que se ciernen sobre nuestro país, estableciendo los criterios de actuación y coordinación operativa entre los distintos organismos y coordinándolos en los casos de coincidencia o duplicidad entre las distintas investigaciones que se desarrollan contra estos fenómenos.

Europa poco a poco está dando pasos en materia de coordinación en materia de seguridad pero como todo lo referente a legislación europea va a paso muy lento. Uno de esos pasos ha sido la creación del Centro Europeo de la Lucha Antiterrorista con sede en Ámsterdam. Éste centro que intenta coordinar las distintas acciones encaminadas a luchar contra la amenaza constante del terrorismo está dirigido por el Coronel de la Guardia Civil Manuel Navarrete, lo cual dice mucho de cómo en Europa valoran el trabajo que están desarrollando nuestras fuerzas policiales y de información.

Pero, ¿con que herramientas cuenta Europa en materia de coordinación real? 

La primera, y la que tendría que ser más importante, es el cruce de información, ya que en muchas ocasiones se han detectado graves fallos en este campo que tristemente han generado situaciones de riesgo para la población. Para ello los países del espacio Schengen cuentan con el Sistema de Información de Schengen “SIS” que es un sistema común que permite a los estados miembros disponer de información relativa a algunas categorías de personas y objetos. La base de datos SIS está en Estrasburgo pero cada país cuenta con una oficina SIRENE para la preparación de expedientes y para la introducción de datos en el SIS.

Otro sistema de intercambio de información es el Sistema de Información de Europol - SIENA, que es la herramienta de nueva generación que satisface las necesidades de comunicación de las fuerzas policiales de la UE, este sistema se utiliza para gestionar el intercambio de información operativa y estratégica en materia de delincuencia entre los Estados miembros, Europol y terceros países con los que Europol ha celebrado acuerdos de cooperación.

Todos estos sistemas tienen que contar con el refrendo político de todos los países europeos, si no todo el trabajo policial será baldío. El riesgo cero en seguridad no existe pero si debe existir la voluntad de todos los países de coordinar y ayudar para crear una comunidad de inteligencia que ayude a parar esta lacra que es el terrorismo yihadista.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Europa y la alerta antiterrorista