Opinión /

Drones, futuro y presente

Por Gustavo Galarreta 16 agosto, 2016 - 15:13

Hace escasos días era noticia como el Ministerio de Hacienda estaba utilizando drones para inspeccionar reformas de importancia en viviendas que habían realizado una serie de obras no reflejadas en el catastro, detectándose un total de 1,7 millones de inmuebles con irregularidades.

De esa acción de control se desprende un aumento de la recaudación del IBI de 1.251 millones de euros que han ido a parar a las arcas municipales y a la Administración del Estado.

Esta noticia que ha sido recogida en varios medios con cierto tono jocoso denominándola;  “los drones de Montoro” nos da pie para analizar la utilización de este tipo aeronaves no tripuladas dirigidas por control remoto, que en verdad son el presente y el futuro en muchos sectores que nos podrían parecer ajenos a este tipo de tecnología.

La imagen de este tipo de aeronaves de un tiempo a esa parte va ligada a la de los conflictos bélicos, por su utilización como sistema de apoyo a las tropas de tierra o como arma de guerra para la eliminación de posiciones estratégicas o elementos selectivos. Pero no cabe duda que la utilización de esta tecnología para otros muchos campos está dando en el presente excelentes resultados y la previsión para el futuro es de uno de los campos tecnológicos con mayor proyección.

En primer lugar; como sector pionero en la utilización de este tipo de aeronaves ha sido el sector de la seguridad, donde su utilización por parte de las distintas policías del mundo para el control desde el aire de grandes masas de gente, persecución de delitos reiterados, control de eventos planificados y otras muchas funciones, ha dado a la policía una información en tiempo real y una definición correcta del entorno para que la toma de decisiones sea la adecuada, proporcionada y efectiva.

Aquí en casa, se ha comprobado recientemente como la utilización de cámaras de seguridad de alta definición han dado su resultado en la resolución de hechos delictivos cometidos en los Sanfermines del año 2015, la implantación hace años de esta tecnología trajo polémica pero el tiempo ha demostrado que las nuevas tecnologías puestas al servicio de la ciudadanía dan resultado y no me cabe duda que si en Pamplona se apuesta por una seguridad acorde con los tiempos, tendremos drones trabajando en futuros Sanfermines.

Este mismo sector de la seguridad también recoge el de los servicios de emergencia, quien en fase de experimentación está usando drones para misiones de rescate en áreas de difícil acceso y rescates acuáticos dando a los rescatadores información en tiempo real de la situción del suceso y así poder usar los medios técnicos adecuados sin necesidad de movilizar todo su equipo y así ganar en tiempo de respuesta siendo ésta más rápida y por consiguiente mucho mejor para la víctima. La utilización para la vigilancia de infraestructuras críticas está siendo un campo donde es frecuente ver este tipo de aeronaves, no debemos de olvidar que este tipo de instalaciones viene siendo objetivo preferente de organizaciones terroristas.

Hasta ahora el sector de la seguridad parecía que tenía la exclusividad de estos aparatos, pero otros sectores como la agricultura están sacándole un máximo rendimiento a sus explotaciones gracias a la cada vez más frecuente utilización de estos medios, la monitorización de los campos de cultivo desde un perspectiva aérea da al agricultor información muy valiosa sobre el estado del cultivo, humedad, posible carencia de nutrientes, visualización de posibles plagas, etc. Esta información es muy valiosa para el agricultor ya que puede realizar una serie acciones puntuales y concretas en una zona, cuando antes tenían que ser genéricas en todo el cultivo.

La utilización por parte de las casas de seguros de esta tecnología para la peritación de daños ya es una realidad y cada vez son más las empresas aseguradoras que recurren a este tipo de tecnología por su versatilidad y buenos resultados. Sin alejarnos mucho de este sector de la agricultura hay otro sector que puede y debe implantar el uso de drones en su día a día, éste es el medioambiental en sus distintas vertientes; en materia de prevención de incendios forestales, los drones son una excelente herramienta detectando posibles puntos críticos de incendios, pero para lo que van a ser de aquí a los próximos años una herramienta crucial es para el esclarecimiento de los delitos relacionados con los incendios forestales.

Hay muchos más sectores que son usuarios de este tipo de tecnología como el audiovisual, arquitectónico, topográfico, etc. Pero como toda nueva tecnología en proceso de implantación y estudio, necesita del apoyo de las instituciones para su desarrollo. Primero dotándola de una regulación eficaz, el Gobierno en el Consejo de Ministros del 4 de Julio impulso una nueva ley reguladora sobre esta materia actualizando la anterior y rellenado vacíos existentes, pero aparte de la cobertura legal necesaria hace falta inversión o por lo menos facilitar la inversión privada.

Galicia se ha convertido en referente de este sector en España al desarrollar un proyecto por un valor de 115 millones de euros donde dos empresas españolas como Indra e Inaer tienen previsto crear 600 empleos relacionados con este sector. Esperemos que Navarra no pierda de vista este sector en alza.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Drones, futuro y presente