Opinión /

Asirón y Bildu no defienden a su policía 

Por Gustavo Galarreta 21 junio, 2017 - 12:51

Una vez más el Ayuntamiento de Pamplona ha vuelto a retratarse y no parece estar al lado de su policía, la policía de todos. 

Un policía municipal de Pamplona, de espaldas. IÑIGO ALZUGARAY (13)
Un policía municipal de Pamplona, de espaldas. IÑIGO ALZUGARAY (13)

Esta vez ha sido rechazando el equipo de gobierno municipal una propuesta de declaración del Grupo Municipal Socialista, donde mostraba su apoyo a la OPE de Policía Municipal y en defensa de que se dote a este cuerpo de cuantos medios humanos y materiales sean oportunos.

Pero me gustaría unir esta última acción del Ayuntamiento de Pamplona sobre su policía con un problema de fondo que no es otro que el respaldo institucional sobre las personas que día a día se juegan la vida en su trabajo y, además, salvan muchas como hemos visto hace escasas horas.

Me remonto unos días atrás y me gustaría analizar las últimas agresiones a nuestros policías municipales y poner sobre la mesa lo barato que sale en Pamplona tomarse 'la justicia por su mano'.

Tras los graves hechos ocurridos recientemente en Pamplona donde dos policías municipales fueron agredidos mientras mediaban en una pelea del casco viejo de la capital Navarra, se ha conocido que el agresor ha sido condenado a 4 meses de prisión y deberá abonar una multa de 960 € por agredir a dos agentes de la ley.

Si el agresor no tiene antecedentes, de todos es sabido que no ingresará en prisión y su acción de golpear a una agente cobardemente por la espalda mientras realizaba su trabajo se saldará con una multa de 480 € y así respectivamente con su compañero de patrulla, también agredido.

No me cabe duda que la sentencia se atiene a derecho, pero me gustaría que se ponga sobre la mesa que el primer eslabón de la cadena de la justicia son los policías y si no se dota de la suficiente cobertura jurídica a la figura de autoridad de los policías las personas que entienden que están por encima de la ley en algunas ocasiones son capaces de tomarse la justicia por su mano como ha sido el caso arriba citado, a lo que se suman las últimas agresiones recibidas por agentes de la Policía Municipal de Pamplona.

La Comisión de Presidencia del Ayuntamiento de Pamplona ha emitido una declaración institucional trasladando su apoyo, solidaridad y afecto a la Policía Municipal, cosa que está bien, pero la ambigüedad del equipo de gobierno ante anteriores agresiones hace pensar que cuando se trata de un hecho mediático si se hacen declaraciones. De lo contrario, no.

Está claro que cuando se produce una agresión de este calado  (la figura de un agente siendo agredido) tiene que dar qué pensar a los que gobiernan sobre si nuestros policías están dotados de los medios suficientes para su defensa. Y lo más importante, si los protocolos de actuación en según qué zonas y a qué horas son los adecuados.

A partir de ahora, los agentes deberán pensar mucho en entrar a una actuación si esta es lo suficientemente importante para acercarse de inmediato  o deberán esperar a tener superioridad numérica a para actuar, perdiendo así tiempo de respuesta.

Creo que los que gestionan a nuestros policías municipales tienen que tener conocimiento real del trabajo policial y dejarse de modelos policiales fatuos. La realidad es la que es y la estamos viendo día a día.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón y Bildu no defienden a su policía