• sábado, 25 de junio de 2022
  • Actualizado 00:00

Opinión / Sabatinas

Gracias

Por Fermín Mínguez 01 enero, 2022 - 10:45

Fin de este año que ha pasado tan rápido a veces como eterno se ha hecho otras.

Este era el año en el que íbamos a salir de la pandemia, recuperar nuestra vida y, sobre todo, el año en el que saldríamos mejores. Pues ninguna de las tres. Seguimos en este entorno de pandemia donde cada día hay nuevas opiniones, nuevos expertos, nuevas restricciones que se resumen todas en la frase del sargento Esterhaus en Canción triste de Hill Street: “Tengan cuidado ahí fuera”. Porque al final esto, la vida en general, va más de cuidarnos entre nosotros que de esperar que nos cuide alguien.

Por eso es bueno dar las gracias a quienes nos han cuidado, quienes han estado cerca, aquellos y aquellas que nos han ayudado a llegar hasta aquí. Pero no en plan generalista, como si estuviéramos recogiendo un Oscar, tipo “gracias a quienes han confiado en mí desde el principio”, no, eso no vale, a quién y por qué le das las gracias. Gracias ti por esto. Luego si le quieren agradecer al universo, a la aurora boreal, a esa luz que les guía en la vida, a las frases de Coelho o a la alineación interzodiacal, pero al final quienes nos han ayudado han sido las personas, una a una, pocas o muchas. Pero personas.

Está muy bien que se nos llene la boca agradeciendo a la salud pública lo que hacen por nosotros, pero tiene poco sentido que luego carguemos contra el personal directo que nos atiende, que gritemos a las enfermeras que nos atienden, o al personal médico. Hay quien se arranca la pegatina de “Todos somos sanitarios” cuando nos atienden, que entonces los sanitarios son unos vagos redomados y unos insensibles.

Los agradecimientos en lo cercano o no tienen sentido. Dar las gracias al mundo es fácil pero al que tienes al lado cuesta más, y eso que se supone que este virus nos está haciendo mejores personas a todos, claro, claro.

Hace unos días falleció Desmond Tutú, arzobispo sudafricano, al que seguro conocen y del que seguro han visto o compartido alguna foto en blanco y negro con la frase de que si no te posicionas estás del lado del opresor, que medio mundo ha compartido en redes, ¿sí? Esa frase fantástica que se ha utilizado para echar en cara a los injustos y a los que no nos dan la razón. Y que, siendo una verdad como un templo, al dejar abierta la elección permite echaren cara a otros sin hablar de la propia responsabilidad. Porque, ¿saben que otra frase decía Desmond Tutú también?, pues esta: “Haz un poco de bien donde estás; son esos pequeños fragmentos de buenas acciones las que abruman al mundo. La esperanza es poder ver que hay luz a pesar de toda la oscuridad”. Pues eso.

¿A qué también es bonita? Pues ya saben, a hacer el bien en pequeñito. Y no me vengan con que lo que es bien para unos no lo es para otros, que sí, que muy bien, pero cada uno sabe cuando duerme bien y por qué. Sonrío.

Como a todos ustedes no puedo darles las gracias personalmente, lo haré desde aquí. Gracias por leerme y compartir este espacio, por sus comentarios y reflexiones, me hacen bien. Gracias también a este periódico que sigue publicando las Sabatinas sin mover una coma de lo que escribo, esa confianza refuerza.

Este año las Sabatinas me han traído gente nueva y recuperar otras, no puedo estar más agradecido.

Al resto os daré las gracias personalmente, que es como hay que hacer las cosas. Ojalá pronto mirándoos a los ojos directamente, que ya va siendo hora de poder elegir con quién mezclarnos sin pensar en si podemos o no.

Gracias por este año de personas, que son lo importante. No sé ustedes, pero a mi cada vez me cuesta más encontrar causas por las que entregarme y sin embargo cada vez encuentro más gente por las que sería capaz de todo. Cada vez más militante en amistades y menos en militancias grupales.

Confío en volver a darles las gracias en breve. Sean luz, sean esperanza para otros. Sean buenos, y, claro, sean felices. Hay luces que nunca se apagarán, y es mejor así. Sonrío.

Feliz año, y un abrazo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.