• sábado, 22 de enero de 2022
  • Actualizado 12:29

 

 
 

Opinión / Sabatinas

Felicidades

Por Fermín Mínguez 09 julio, 2016 - 11:29

Existe la costumbre de esperar a que suceda algo extraordinario o que se cumpla determinada fecha para celebrar o para felicitarnos, sin embargo cuesta reconocer el mérito que tiene sobrevivir al día a día, a resistir, o al simple hecho de avanzar tomando decisiones independiente de que algunas sean exitosas o un fracaso estrepitoso.

Puede que esté poseído por ese espíritu de celebración continua que es Pamplona en San Fermín, pero creo que es buen momento para felicitarte.

Felicidades por haber llegado hasta aquí, que no siempre ha pintado fácil y mira que ha habido veces que hemos tirado en exceso de la cuerda, pero hemos llegado, y no es una mala edad ni un mal sitio en el que estamos.

Felicidades por haber decidido que seguir el camino fácil era quedarse a medias, y cuando ya estaba todo más que previsto para dejarse ir, escoges empezar de nuevo, reinventarte y creer que lo que sabes hacer lo puedes hacer de otra forma. Y lo haces. A pesar del miedo, de opiniones de terceros, de presiones sociales y de saber la que te caería encima. Fíjate ahora.

Felicidades por ser coherente. Vale que hay veces que es más cabezonería que coherencia, pero tiene mucho mérito mantenerse expuesto cuando fuera hace tanto frío y pintan bastos, y hacerlo porque te lo crees, no por el mero hecho de incordiar, o provocar o hacer de menos a nadie, no. La coherencia también implica asumir errores y altura de miras, algunos deberían aprender.

Felicidades por todo lo que has conseguido. No por lo que te queda por conseguir, porque eso ya llegará, sino por todo lo que ya tienes. ¿Qué hay muchas cosas que quedan por llegar? Claro, pero eso no quita mérito a todo lo que has conseguido, por poco que pueda parecer es muchísimo. Mira a tu alrededor, fíjate bien, haz como en The Passenger de Iggy Pop, date una vuelta y mira lo que es tuyo.

Felicidades por tener el coraje de avanzar, a veces sabiendo lo que suponía este avance y lo que perderías en el camino. Por asumir esas perdidas como parte del precio de seguir adelante y felicidades por no utilizarlas como excusas posteriores o como anclas para justificar quedarte quieto.

Felicidades por echarle pelotas. Y antes de que el Colectivo de la Corrección Social y la  Protectora de la Redacción Fina y Neutra me salten a la yugular, aclaro que es en el sentido literal. Gracias por echar pelotas al campo, por favorecer el juego, que no sólo exista el balón de siempre, que todos podamos jugar aunque no seamos los mejores. Gracias por mi pelota.

Felicidades por seguir aquí, militando, convencido, Por todos los olvidos cómplices, por todos los recuerdos relativos, por las afirmaciones justificadoras, por los testimonios salvadores, por las noches en vela, por las vueltas a deshoras, por el hombro que soporta, por la mano que a veces empuja, que a veces para, que a veces consuela y que alguna vez ha sido firme.

Felicidades por todas aquellas situaciones que el día a día ha considerado menores, que nunca hemos celebrado y que sin embargo han sido y son las que nos han construido y nos han traído, enteros pero llenos de jirones, hasta aquí.

Felicidades por seguir compartiendo mesa, que es signo inequívoco de que  tenemos mucho que celebrar. ¿No les parece?

Felicidades por seguir asustando al huracán. Que no se acerque. A estas alturas del partido no tiene sentido apartarse, le metemos. Felicidades porque sé que me seguirás protegiendo, en lo cotidiano, en lo pequeño, en lo que nos hace fuertes.

Las canciones mejor en directo y en compañía. Como los buenos amigos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Felicidades