Opinión / Sabatinas

Los durantes (mientras tanto el arte III)

Por Fermín Mínguez 30 mayo, 2020 - 9:24

Los durante ahora son todas lo que tenemos que hacer. Todas esas familias que tendrán que reinventarse para salir adelante, todos los trabajadores que han dejado serlo, todos lo que nos va a tocar echar de menos y seamos conscientes de quien no está cuando volvamos a vernos.

"No se fíen demasiado del destino, sobre todo si lo diseñan otros, y pinten, pinten mucho hoy, que como decía Asins, lo interesante está en los procesos. Hay finales que no son los esperados".
"No se fíen demasiado del destino, sobre todo si lo diseñan otros, y pinten, pinten mucho hoy, que como decía Asins, lo interesante está en los procesos. Hay finales que no son los esperados".

Hablaba Miguel el otro día de la importancia de los procesos, como algo independiente del fin, e incluso del principio. Nos falta esa visión artística en el día a día, no hipotecar los durante por un fin en el que no sabemos siquiera si estaremos. Le copio el título y así tenemos trilogía.

Esto de escribir tiene su aquel, sobre todo si uno es amateur, y hay veces que sale el artículo rodado y lo que más cuesta es ponerle título y hacer una introducción, y otras es al revés, que se tiene claro el título y la estructura y puedes pasarte horas mirando esas tres o cuatro palabras y no avanzar. Les contaré más, como soy un tipo con memoria limitada y bastante selectiva, cuando encuentro algo sobre lo que escribir lo apunto en las notas del móvil. Un titular y cuatro líneas que luego intento desarrollar, y, como pienso más que escribo, ahora hay un batiburrillo de temas de lo más dispar, Lola Flores, residencias, la ruptura, Kafka y la muñeca, la melé, y algunos otros que prefiero guardarme, y uno que ponía “Los durantes”. Miren que son importantes los durantes, pero no conseguía darle forma. Hasta que leí el artículo de Miguel y su cita de su amiga Elena Asins cuando decía que “lo que le interesaba del arte era el proceso y no la obra terminada”. Y ahí se resumía todo lo que quería decir de los durante. No me digan que no es potente.

Que sí, que hay que enfocarse al final, y vislumbrar el objetivo, pero si no se afina mucho se van a quedar demasiadas cosas en el camino, esas que pueden hacer que se reconduzca el objetivo final, y que este sea mejor, o más realista.

Pensaba en los durante tras la enésima noticia de un alto cargo público, ministro en este caso, que se incorporaba al consejo de administración de una compañía eléctrica. Pensaba en cuánto de las decisiones que pudo tomar en su momento iban encaminadas a mejorar la realidad, o estaban enfocadas a este final. Lo pensaba también después del nuevo definitivo plan de acción para salir de las crisis, o de los anuncios de reanudaciones en 2021. Estamos programando la vida para “cuando vuelva la normalidad”, para cuando todo esto pase, sin pensar que la vida ya está pasando, sin pensar en los durante que tenemos que atravesar. Estamos mirando a la obra terminada sin valorar todo el esfuerzo que nos va a costar el proceso de terminarla. Ese espíritu de balcón en el que podíamos salir juntos de esta ha mutado a otro en el que mientras yo salga bien de aquí, no miraré si el resto llega. Hemos abandonado la oportunidad para volver al oportunismo, que repite el soci.

Los durante ahora son todas lo que tenemos que hacer. Todas esas familias que tendrán que reinventarse para salir adelante, todos los trabajadores que han dejado serlo, todos lo que nos va a tocar echar de menos y seamos conscientes de quien no está cuando volvamos a vernos. Los durante son todas esas decisiones que toca tomar ahora buscando mejorar nuestra realidad y salir adelante. Esa realidad que no conoce de redes sociales, ni de debates infantiles entre quienes debieran estar pensando en medidas reales. La misma realidad que impedimos ver ondeando banderas y haciendo ruido, pero que indefectiblemente aparece cuando cerramos la puerta de casa y apagamos la luz.

Es bonito pensar en esa obra finalizada de una sociedad sin contagios y sin restricciones, pero ¿cuánto habrá quedado en el camino?, ¿a costa de qué o de quién podremos decir que gracias a nosotros o a nuestra gestión hemos salido adelante? ¿quién saldrá en la obra final y quién quedará en el camino? No quisiera pensar que estamos sacrificando buenas decisiones hoy para garantizar cumplir con lo esperado mañana.

En ese diógenes de notas y temas que les he contado también almaceno frases de otros, confiando en que en algún momento sirvan de hilo conductor para algo. He encontrado una de Paul Newman en la que decía que él no perseguía la santidad, pero que entendía la vida como la de un granjero, que devuelve a la tierra parte de lo recibe. Pinta de santo tipo no tenía mucha, la verdad, sin embargo este concepto de devolver en la medida en la que se recoge si tiene mucho que ver con la bondad continuada, que al fin y al cabo es lo que consolida en santidad, no necesariamente religiosa. La RAE dice que un santo es alguien de especial virtud y ejemplo, así que ser santo no necesita de ninguna afiliación más allá de la de ser honesto, continuadamente honesto. Sembrar parte de lo que se recibe en lugar de cosechar intensivamente, vivir los procesos y compartir parte de lo que generan, parece una buena forma de salir adelante. Asumir que no hay que volver a ningún sitio, que ya estamos en él, aunque no nos guste, o nos guste menos que el lugar de dónde venimos.

Cerrar los ojos a lo que esta realidad, la de hoy, puede darnos y negarla hasta que vuelva la anterior es hacer lo del avestruz enterrando la cabeza. Toca aprender a sacar partido a lo que tenemos, a pintar con lo que tengamos en casa, a exprimir esos durante porque quién sabe si pueden cambiar la obra final. Oigan, que puede que estos tiempos que negamos porque sólo los vemos como fases progresivas, sean lo mejor que vamos a vivir en años.

No se fíen demasiado del destino, sobre todo si lo diseñan otros, y pinten, pinten mucho hoy, que como decía Asins, lo interesante está en los procesos. Hay finales que no son los esperados.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los durantes (mientras tanto el arte III)