Opinión /

Asirón, el tercer gemelo de Divinity

Por Fermín Alonso 27 febrero, 2017 - 7:00

Después de que Chapu Apaolaza haya sido fichado por el Canal Toros de Movistar TV, Asirón está haciendo méritos para que le den un programa de decoración junto a los hermanos Brown en el canal Divinity, ser presentador de una sección de Bricomanía o para protagonizar el próximo anuncio de Ikea Barakaldo. No hay otra explicación razonable.

Balance del cuatripartito del Ayuntamiento de Pamplona. Primer año. Bildu, Geroa Bai, Aranzadi e I-E. Asirón. IÑIGO ALZUGARAY (100)
Joseba Asirón preside una reunión junto a otros miembros del cuatripartito de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

El alcalde de nuestra ciudad ha vuelto a ser noticia por su afición al interiorismo, a colgar y descolgar cuadros como si el Ayuntamiento fuera el salón de su casa. Hay decoradores minimalistas, barrocos, orientales… a nosotros nos ha tocado en suerte (maldita ironía) un experto en interiorismo identitario, en el diseño de espacios 100% antiespañoles.

El Feng Shui busca alcanzar el bienestar y la armonía general del individuo con su entorno (google dixit). El interiorismo identitario de Asirón, en cambio, ordena los elementos de una estancia con el fin de borrar cualquier rastro de la historia de Navarra que a nuestro alcalde no le guste.

En poco más de 18 meses el primer edil de una ciudad de 200.000 habitantes ha dedicado más tiempo a elegir lámparas y láminas que a cualquier otra cuestión. Me lo imagino un día cualquiera en el sofá de su despacho de Alcaldía, devorando el último catálogo de Ikea, antes de pasar a subrayar la revista El Mueble, mientras de fondo resuena el último capítulo de ‘Love it or list it’ en una televisión.

“Yo me quedaría la casa, pondría un par de ikurriñas en la entrada, una lámpara roja en el recibidor y quitaría ese cuadro de la virgen que es totalmente carca y casta. Con eso, ya tienen un hogar fetén”, piensa seguramente, mientras redondea una mesa BJURSTA, que quedaría genial en el Zagüan del Ayuntamiento.

Podrán llamarme exagerado, pero la realidad es que en estos meses como alcalde, su labor se resume en eliminar los retratos del siglo XVIII de varios reyes de Navarra de la escalera principal del Consistorio, el escudo borbónico del Zagüan también de la misma época, retirar un crucifijo de marfil del salón de Plenos o esconder las banderas oficiales y el retrato de Felipe VI en una esquina (con sentencia en contra que, cómo no, recurrió con los impuestos de todos los pamploneses).

También ha cambiado la decoración de la Sala de Prensa y ya que estaba ha retirado de ella las banderas oficiales para culminar su obra eligiendo carteles de San Fermín y una nueva lámpara para engalanar (es un decir) la entrada al Ayuntamiento.

Su último capricho, descolgar precisamente un 23F el retrato de dos reyes del XVIII y de Juan Carlos I, supongo que con la misma risa orgullosa que pone un crío que ha hecho una travesura. El cenit de su trayectoria, sin embargo, le alcanzó en las primeras semanas de mandato, imponiendo la ikurriña en medio de la fachada. Se ve que la bandera de Navarra le sabe a poco.

Entre tanta actividad también ha tenido tiempo para besar a algunas centenarias, escaparse a Donosti a abrazar a Otegui, usar sus redes para fomentar el acoso político contra ciudadanos particulares (la última, una joven de sólo 27 años) y para huir de la Misa de San Fermín e irse a almorzar mientras otros concejales honrábamos a nuestro patrón.

Y así, Pamplona al ralentí y el resto de ciudades pisando el acelerador.

Esta cómica obsesión tiene sin embargo matices trágicos para la ciudad de la que se supone es alcalde y, desde luego, no es nada inocente.

Se cree nuestro primer edil que con descolgar unos cuadros y plantarnos la bandera de los vecinos que apenas tiene 100 años va a borrar de un plumazo siglos de historia de Navarra. Además de no saber gestionar ni la ciudad ni sus prioridades, parece que no conoce a los navarros. Con nuestra tierra y nuestra historia no se juega.  


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón, el tercer gemelo de Divinity